Categorías
Mundo Noticias

Un niño se disparó accidentalmente en la cabeza mientras su madre fumaba marihuana

Un niño de 4 años en Luisiana, sentado en la parte trasera de un automóvil con sus dos hermanitos, murió al balearse accidentalmente en la cabeza con una pistola. Según informaron las autoridades, el pequeño había encontrado el arma mientras su madre y otro adulto fumaban marihuana en el asiento delantero.

Una autopsia concluyó que la herida de bala de Jarion Walker fue autoinfligida, afirmó Joseph Lopinto, jefe de policía del condado Jefferson. El oficial dio una conferencia de prensa el lunes por la noche, según reportó el diario The Times-Picayune/The New Orleans Advocate.

“Fue una herida por contacto en la frente, encima de la ceja derecha’’, dijo el forense Gerry Cvitanovich.

LOS HECHOS

El incidente ocurrió aproximadamente a las 10:45 de la noche del sábado en la ciudad de Westwego, un suburbio de Nueva Orleans. Jarion estaba sentado en el asiento trasero con dos hermanos, de 22 meses y un 1 año, dijeron las autoridades.

Los adultos, que admitieron que estaban fumando marihuana, dijeron que escucharon el disparo, dijo Lopinto. El niñito fue llevado al hospital, donde murió, indicó el oficial.

Hasta ahora no hay ningún arrestado, aunque las autoridades completarán la investigación y entregarán sus conclusiones a la oficina del fiscal en Jefferson, dijo Lopinto.

“No pienso que sea apropiado hacer un arresto en estos momentos’’, agregó. “Ellos acaban de perder un hijo y ciertamente no fue intencional, de ninguna manera’’.

El arma pertenecía al padre del niño, apuntaron las autoridades. Se piensa que el menor la encontró bajo el asiento, dijo Lopinto. “Este tipo de muertes pueden prevenirse’’, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *