Categorías
Noticias Sociedad

¿Le puedo creer a todo lo que dice mi cerebro?

¿Le puedo creer a todo lo que me dice mi cerebro? En realidad no conviene que le crea a todo lo que dice su cerebro por la simple razón de que usted no es sólo su cerebro.

El cerebro genera ideas, produce interpretaciones que a veces tienen relación con la realidad y otras veces no. Se lo demostraré con un ejemplo. En una ilustración de una mujer según la perspectiva, algunos pueden ver una muchacha joven y otros una mujer anciana.

¿De qué depende eso que vemos diferente? De las ilusiones ópticas. El cerebro tiene formas de “engañarnos” que son realmente fenomenales, así que no se deje engañar.Las ilusiones ópticas son engañosas gracias a los efectos que cambien la visual entre un objeto y su entornoLas ilusiones ópticas son engañosas gracias a los efectos que cambien la visual entre un objeto y su entorno

Muchas ilusiones ópticas hacen ver algo que realmente no está ahí. Cuando miramos un objeto, la información sobre lo que vemos viaja a través de circuitos de neuronas que comienzan en la retina, a través del tálamo hasta el cerebro.

Las ilusiones ópticas son aquellas imágenes visuales que generan una percepción errónea de la forma, de las dimensiones o del color de un objeto. Creemos ver algo cuando en realidad hay otra cosa.

Estas ilusiones pueden realizarse gracias a que la retina, en algunos casos, es fácil de engañar mediante la utilización de efectos que cambien la visual entre un objeto y su entorno.La mente muchas veces suele jugar una mala pasada, a veces los engaños ópticos pueden resultar muy convincentes (Getty Images)La mente muchas veces suele jugar una mala pasada, a veces los engaños ópticos pueden resultar muy convincentes

Es importante ser flexible y tener la capacidad de dudar de las propias afirmaciones y percepciones, porque con esa actitud va a obtener beneficios, va a lograr que la máquina funcione y va a ganar flexibilidad mental. Además, si usted se atreve a dudar de sus propios pensamientos, va a reducir el peso de su propio ego, con lo cual su salud física y emocional va a desarrollarse en plenitud.

Por eso, no crea en todo lo que le dice su cerebro. Muchas veces es necesario establecer un juicio crítico frente a eso que creemos ver. Es mucho más cómodo creer todo lo que nos dice nuestro cerebro, pero las posibilidades de equivocarnos serán muchas si no cuestionamos ciertos pensamientos.

Para terminar, si yo le pregunto cuántos animales de cada especie puso Moisés en el Arca de Noé, usted va a pensar y casi seguro responde de manera rápida “dos de cada especie”. Yo le diría que Moisés no puso animales en el arca porque el arca era de Noé.

Por todo esto, insisto en que no tome al pie de la letra todo lo que le dice su cerebro. Y le diría que tampoco crea en todo lo que ve, porque hasta la sal se parece a la azúcar a primera vista.

*El doctor Alberto Cormillot es un reconocido médico argentino especialista en obesidad, educador para la salud, escritor y conferencista. Fundó y dirige la Clínica de Nutrición y Salud que lleva su nombre, Dieta Club, la Fundación ALCO (Anónimos Luchadores Contra la Obesidad) y el Instituto Argentino de Nutrición, desde donde asesora a industrias para la elaboración de productos dietéticos y saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *