Categorías
Noticias Sociedad

Paula Peque Pareto, la judoca que adquirió popularidad en la TV

Todos los participantes de MasterChef Celebrity (Telefe) tienen sus fans y sus detractores. Menos Paula Pareto. La Peque, como la llama todo el mundo, despierta simpatía y cariño, dentro y fuera del reality por igual.

La campeona olímpica de judo es una de las revelaciones de la tercera edición del programa y ya sorprendió a los jurados, Donato de SantisGermán Martitegui Damián Betular, con varios de sus platos.

Es, tal vez, la participante de perfil más bajo, y la caracterizan su espíritu competitivo (herencia de su disciplina deportiva), la concentración y el fair play con sus compañeros. La Peque demuestra que, si se gana, tiene que ser por el esfuerzo y la dedicación que le pone a cada preparación.

Así lo viene demostrando con actitudes buena onda hacia sus compañeros, como la de ceder su hornalla con aceite caliente a Catherine Fulop, abrirle un frasco a rosca a Juariu o, alzar en upa a Joaquín Levinton cuando estuvo esguinzado. Con sentido del humor también le hizo una “llave” a Donato de Santis, a pedido del chef que, en segundos, terminó en el piso.
Paula "Peque" Pareto" , una de las revelaciones del reality de Telefe.

Paula “Peque” Pareto” , una de las revelaciones del reality de Telefe.

Su participación en el ciclo le sumó fans que la descubrieron fuera de su desempeño como judoca. Es tanta la simpatía que despierta que, cuando Tomás Fonzi sorpresivamente la eligió para reemplazarlo en una gala de eliminación, el actor casi termina “linchado” virtualmente desde las redes sociales

Pero Paula Pareto, la Peque (por su contextura de 1,50 metros y 48 kilos), es mucho más que una de las revelaciones de MasterChef. Además de ser medallista olímpica, Pareto es médica y ejerce como traumatóloga en el Hospital de San Isidro. Y, más de una vez, fue directo a grabar el reality luego de una noche de guardia.

A los 36 años, desde sus redes sociales, se la ve muy activa, además, colaborando en tareas solidarias y, por eso, asegura que entre todas sus actividades no tiene tiempo ni de ver televisión, a pesar de formar parte del ciclo más visto de la pantalla.

Su camino como deportista

Paula empezó a entrenar en judo desde muy chica, a los nueve años, junto a uno de sus hermanos y en su carrera como campeona acumuló medallas en cuatro Juegos Olímpicos de Verano entre 2008 y 2016, diploma olímpico en Londres 2012 y el Oro en Río de Janeiro 2016.​
Paula Pareto y Tomás Fonzi, en la Gala de Eliminación. Captura TV.

Paula Pareto y Tomás Fonzi, en la Gala de Eliminación. Captura TV.

Eso, además de otras medallas en los Juegos Panamericanos, entre 2007 y 2015, en el Campeonato Mundial de Yudo entre 2014 y 2018, y en el Campeonato Panamericano de Judo, entre 2005 y 2020. Pero cuando el conductor Santiago del Moro la presenta como “orgullo nacional”, ella responde con un “no sé si es para tanto”.

Todas las competencias internacionales la llevaron por distintos lugares del mundo y en una de las galas contó que, en Kasajistán, probó carne de caballo, aunque lo hizo sin saberlo (se enteró después). En el reality y en la vida prefiere las pastas. “Me gustan mucho las pastas. Pero no sé si es mi especialidad”, dice a Clarín: “Lo que sí nunca me sale es un chip firme y crocante”.

A pesar de tener poco tiempo libre, la Peque dice que practica recetas en su casa y la prueban su papá y su mamá, de quienes aprendió a cocinar y a quienes siempre tiene muy presentes en la competencia, lo mismo que a su sobrina Juanita.
Paula Pareto practicó una toma de judo con Donato de Santis y el chef terminó en el suelo.

Paula Pareto practicó una toma de judo con Donato de Santis y el chef terminó en el suelo.

Pareto aprovecha los recursos aprendidos tanto en el deporte de alto nivel como en la medicina y los aplica a la hora de cocinar. “Es muy importante ser ordenado, ser metódico. Creo que eso me lo dieron tanto la medicina como el deporte, esto de caerte y levantarte, sobre todo por tratarse de un ámbito nuevo para mí como es la parte culinaria”.

Si bien el jurado casi siempre tiene buenas devoluciones con sus platos, su punto débil son las presentaciones. “Soy médica, lo de la estética no lo tengo tan incorporado”, admitió en una de las galas donde le criticaron ese punto.

Acostumbrada a los grandes retos y al entrenamiento y el estudio constantes, nunca se queja cuando queda en una gala de eliminación, como la que ocurrirá este domingo. “Es la manera de aprender”, dice. “Siempre hay ir para adelante y hacer todo para que salga”.Paula Pareto, médica y judoca. Y ahora también cocinera.

Paula Pareto, médica y judoca. Y ahora también cocinera.

En 2015 recibió el Premio Olimpia de Oro a la mejor deportista del año y ese mismo año formó parte de la campaña Body Issue Latinoamérica de la cadena ESPN, en la que, al igual que otros atletas de la región, se animó a mostrarse sin ropas, para la edición ESPN Magazine

Con la humildad que la caracteriza, cuenta que Angel Di María es su preferido de la Selección Argentina y a la vez, no tiene problema en contar quiénes son, entre sus contrincantes del reality, sus candidatos favoritos para consagrarse en esta edición de MasterChef“Banco a Juariu y a Paulo Kablan”, admite.

Aunque muchos la ven o quisieran verla como ganadora, la Peque elige ser cauta: “Estoy cada vez más apretada con los tiempos y con muchas ideas. Ojalá pueda llegar el momento para hacerlas y que gusten. Se hace difícil estar a la altura, pero seguiré dando batalla hasta que el jurado me lo permita”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *