Categorías
Economía Noticias

Presión sobre el dólar: acuerdo con el FMI es necesario pero no suficiente

Tras una primera reacción importante a la baja ($10) luego de conocerse la noticia del acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario, el dólar blue volvió a ganar terreno en la semana (ayer descendió 50 centavos), mostrando lo “sensible” que es el mercado, influenciado por distintos factores, según lo indican analistas consultados por Ámbito. También se señala que “a pesar de que haber llegado al entendimiento es algo positivo”, aún falta conocer los detalles sobre cómo hará el Gobierno para lograr los objetivos que pide el organismo, como la acumulación de reservas y la reducción del déficit. A ello se suma el contexto político y la marcha que podría tener el acuerdo en el Congreso.

Mara Pedrazzoli, economista del Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación, dijo que “era un poco de esperar que se acomode la cotización del blue con el paralelo financiero. Los días previos al acuerdo, el blue había quedado un poco rezagado y se acomodaron ambas cotizaciones. Esta semana rebotó pero menos a lo que lo había hecho la semana del acuerdo, que tuvo un rebote de $10. Por otra parte, la incertidumbre política ante la renuncia de Máximo Kirchner, la espera por su reemplazante, y qué hará la oposición ante el acuerdo, agregó algo de ruido”.

Coincidió en el análisis Alejandro Giacoia, economista en Econviews, quien señaló que “el mercado del dólar paralelo es chico y eso hace que el valor se mueva fácilmente. La baja en los dólares bursátiles responde a un cierto alivio del mercado luego de que se anunciara que el gobierno y el FMI llegaron a un acuerdo sobre los principales puntos del próximo programa”.

Por su parte, Joaquín Waldman, investigador en Instituto Interdisciplinario de Economía Política, sostuvo que, a pesar de la suba no fue un cambio brusco en la cotización de la divisa. “Respecto a los movimientos de esta semana, el MEP y el CCL volvieron a caer, mientras que blue tuvo una leve subida. Está habiendo algo más bien mixto”.

Pese a que todos analizaron positivamente el entendimiento con el FMI, que ayudó a bajar la incertidumbre, señalaron que aún restan conocerse detalles en torno al mismo, y cómo se cumplirán las metas trimestrales que anunció el Gobierno.

“El anuncio del entendimiento con el Fondo ayuda, y eso causó una caída en los distintos dólares. Pero es necesario recordar que aún faltan conocer los detalles técnicos, que el staff llevará al directorio, y que se conozca cómo va a ser la política cambiaria, el sendero de acumulación de reservas, y la reducción del déficit. Actualmente las cuestiones políticas hacen algo de ruido, por la renuncia del Máximo Kirchner, y además no está claro aún que va a hacer la oposición en el Congreso”, sostuvo Waldman.

“Desde el gobierno, principalmente desde el equipo económico, se esforzaron en lograr un acuerdo, ya que la deuda con el Fondo era uno de las principales preocupaciones y causantes de incertidumbre. Eso tranquilizó a la comunidad financiera, que mira esos números y que apostó al acuerdo. Los ruidos políticos van a impactar en el mercado chico, por las medidas que quizá son discutibles en otros espacios. Lamentablemente, la incertidumbre aún va a continuar, aunque algo más apaciguada, hasta que no se apruebe en el Congreso, ya que no sabremos qué tono tomará la discusión en torno al acuerdo. Recién a mediados de marzo, que se acerca un vencimiento por u$s 2.300 millones, vamos a tener un panorama más claro en sobre el entendimiento”, aportó Pedrazzoli.

En este sentido, Giacoia sostuvo que “el acuerdo en si es positivo para calmar la presión sobre el dólar, dado que brinda certidumbre sobre el futuro de las principales variables de la economía, algo que en los últimos dos años no tuvimos. Sin embargo, eso solo no será suficiente. Mínimamente se tendrá que aumentar el ritmo de devaluación porque las reservas son casi nulas. Además, todavía falta ver los detalles del programa y, en el medio, las tensiones al interior de la coalición gobernante no colaboran. La renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque oficialista genera un nivel de incertidumbre política sobre si el acuerdo será apoyado o no que no es para nada beneficioso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *