Categorías
Noticias Política

Críticas de especialistas al plan de segmentación de consumidores de electricidad

El boceto de “segmentación” que sugirió al Enre dejó con sabor a poco a varios especialistas en subsidios energéticos.

“Parece más un documento para tratar de mostrar que hicieron algo que una política elaborada”, según Nicolás Gadano, economista, experto en energía y cuentas públicas. “No tiene una cuantificación del ahorro fiscal, no parece que con aumentos al 10% de los residenciales se puedan alcanzar ahorros sustanciales”, evalúa Alejandro Einstoss, economista jefe del IAE Mosconi. “No me parece nada muy distinto a lo que hizo el kirchnerismo en el pasado”, según Lorenzo Sigaut Gravina, director de Análisis Macroeconómico de Equilibra.

“Suponer que a dos personas que viven en la misma manzana les pueden cobrar precios diferentes resulta improvisado. Esto generará distorsiones, problemas y disputas internas”, marca Gadano. ”La discriminación del ‘precio de la energía’ podría encontrar restricciones legales. Es un documento de escaso contenido, como tambien lo es el documento que se presenta para la audiencia publica eléctrica”, según Einstoss.

“Puerto Madero, corredor Libertador. Eso fue lo que hizo el kirchnerismo antes y se está repitiendo ahora”, observa Sigaut. “Me escapa si esto es judicializable o no”, agrega.

La autorización legal para aplicar la segmentación estaba en la ley de presupuesto de 2022, que no fue aprobada por el Congreso. La ausencia de un artículo al respecto podría ser un escollo legal en la mirada de Gadano.

“La cobertura del costo eléctrico cayó brutalmente”, contextualiza Gadano, ex gerente general del Banco Central y autor de “Historia del petróleo en la Argentina”. Eso quiere decir que, en 2019, lo que pagaban los clientes alcanzaba para cubrir el 65% del costo de generación eléctrica, mientras que lo que abonaron en 2021 alcanzó para un 35% del costo.

“Allí está el dilema, con precios de GNL (gas líquido que el país importa) en alza, combustibles líquidos más caros, retraso del tipo de cambio oficial atrasado. Todos los costos energéticos están en alza, y la segmentación no parece ser un elemento que pueda contenerlo”, analiza.

Einstoss también mira a los clientes “no residenciales” a los que se quitarían subsidios. “Se hace referencia a transporte ferroviario que recibe fuertes subsidios del Ministerio de Transporte, y a concesionarios de autopistas, que tienen problemas de tarifas reguladas por el propio gobierno”, critica.

Las tarifas de luz subieron un 9% en Buenos Aires entre 2020 y 2021. En el interior, hubo aumentos muy superiores. Los capturaron las empresas distribuidoras, ya que el precio estacional (la electricidad en si misma) fue el mismo para todo el país.

“La segmentación apunta a los hogares de ciertas características de ingresos en Buenos Aires, a los que se les cobrará más por el precio de la electricidad, mientras que no se refiere a clientes con esos mismos niveles de ingresos en el interior”, puntualiza Gadano como señal de inequidad.

“La secretaría de Energía presentó un buen informe sobre el precio del gas, con distintas variables, coberturas, escenarios. Pero el presentado por la subsecretaría de Energía Eléctrica para el precio estacional de electricidad no tiene esas características”, destaca Gadano, en coincidencia con Einstoss al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *