Categorías
Noticias Policiales

Rosario. El consumo de sustancias comienza entre los 9 y 10 años

El caso de la cocaína envenenada que se cobró 23 vidas en el oeste y el norte del conurbano bonaerense esta semana dejó al descubierto las falencias que hay en el sistema de salud, en el abordaje legal y en el rol del Estado para trabajar esta problemática social. Según datos oficiales, un 58 por ciento de las personas que consumen sustancias psicoactivas en la provincia lo hacen desde hace más de diez años, la mitad no está en tratamiento y la franja que va de los 30 a los 34 años es la más adicta.

En Rosario, desde el Foro de Adicciones Rosario y la Pastoral Católica, indican que en los barrios más carenciados el consumo de sustancias comienza entre los 9 o 10 años. Por su parte, la asociación civil Miradas año tras año pide una nueva ley de drogas y lleva adelante la campaña “Acompañe, no castigue”. Además, la asociación local Nazareth duplicó las consultas de asistencia por consumo. En otras palabras, se duplicaron los pedidos de ayuda para salir de situaciones de violencia, de lazos familiares o sociales rotos, de estados de salud y mental fragmentados, y de la desesperación o depresión que todo esto conlleva.

Nazareth es una entidad civil sin fines de lucro dedicada a la prevención, rehabilitación y reinserción social de las personas con problemas de adicción a las drogas, al alcohol y al juego. Vicente Bondi, referente de la organización, hace una lectura de la situación. “Es tristísima; hubo un aumento de casos en los últimos años, sobre todo en la pandemia. La suba fue principalmente en el consumo de alcohol, pero el resto de las sustancias tuvieron también un aumento sostenido. La población que trabajamos es la de menores de 40 años, y los consumos que relevamos son en primer lugar alcohol, y luego cocaína, marihuana y psicofármacos. También llegaron en el último tiempo muchos adultos que perdieron sus lazos familiares con episodios de mucha angustia, donde sus proyectos de vida se derrumbaron. Además, es altísima la cantidad de personas con policonsumo, o sea mezcla de sustancias con alcohol”, explica.

Sin embargo, destaca que una de las problemáticas que en los últimos tiempos tiene mayor número de casos es la ludopatía. En especial, la adicción al juego a través de artefactos electrónicos, al juego virtual.

Para Mónica Lenoci, referente de la Asociación Civil Miradas, falta muchísimo por hacer desde el Estado: “En la provincia tenían un trabajo con las organizaciones que tratan las adicciones y consumos, pero la verdad el año pasado y con el cambio de gobierno no hemos visto reuniones, no las han convocado. Siempre creemos en la participación de las organizaciones sociales y territoriales. La situación es muy pobre en cuanto al trabajo del Estado, también vemos a las madres de los jóvenes que consumen, que no saben dónde recurrir“.

Lenoci plantea la desinformación como otra de las causas de esta problemática. “No solo del periodismo a la hora de contar estas historias, sino también en las guardias de los hospitales los médicos no están preparados para atender situaciones de crisis. Los trabajadores del Estado tampoco están al tanto de cómo abordar distintas situaciones vinculadas al consumo problemático en los efectores públicos. Y lo que necesitamos además es una reforma a la ley nacional”, agrega.

Para Fabián Belay, de la Pastoral de la Drogadependencia de Rosario, el incremento en las adicciones es consecuencia de la pandemia, cuando la escuela y los clubes de barrio tuvieron sus puertas cerradas. “Esto se venía dando en los barrios, pero lamentablemente se agravó. Se suma la falta de políticas del Estado municipal en cuanto a prevención y asistencia. Se intenta tener respuesta en los hospitales, donde también están ocupados por la atención del Covid y la atención de salud mental y adicciones ha quedado relegada”, dijo ayer en LT8.

“Vemos gente muerta, adolescentes, jóvenes que no pasan los 25 años y que para entonces ya viven en situación de calle, ya sin vínculos con una familia que los contenga. Pareciera que algunos sectores de la política se quedaron con privilegios y han dejado su deber de ocuparse”, concluye el sacerdote.

Cómo contactarse

La Asociación Nazareth queda en Güemes 2735 (Rosario), y se puede llamar al 435-3356. Facebook: Asociación Nazaret.

Miradas Asociación Civil está en Facebook e Instagram. También se puede tomar contacto a través de las redes del espacio de participación ciudadana: Impulso para Mejorar.

Madres Territoriales cuenta con un Instagram: madres.territorialesok.

La Estación queda en Gálvez 867, es el dispositivo de referencia para el abordaje integral de consumos de alcohol y sustancias psicoactivas dependiente del Gabinete de Cuidado de la Municipalidad de Rosario.

La Pastoral y el Foro de Adicciones mantienen en funcionamiento centros de día para niñez y juventud en barrios Tablada, Las Flores, San Martín Sur, Las Delicias, Ludueña, La Lata y Tío Rolo, y un refugio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *