Categorías
Economía Noticias

Advierten que el consumo perderá impulso en los próximos meses

Durante los últimos meses del 2021 y en lo que va del año, impulsado sobre todo por la buena temporada de verano, el consumo continuó por un sendero de recuperación. De todas formas, según estima un informe privado, ese crecimiento podría desacelerarse en los próximos meses.

De acuerdo a la consultora Abeceb, el 2022 será un año “difícil” para el consumo. “Con una perspectiva de ingresos laborales estable para este año y sin impulso por el lado fiscal, el consumo seguirá evolucionando a un ritmo bajo (del 4%), perdiendo potencia a medida que termine el verano, disminuya el ingreso disponible con el aumento de las tarifas, y se sostenga el empobrecimiento de la clase media, con familias endeudadas y con mayores dificultades para aprovechar los beneficios de los programas como Ahora”, señaló el documento.

Si bien remarcaron que la “normalización de las canastas de consumo” arrojará buenos resultados para categorías vinculadas al esparcimiento, dicha mejora tendrá como contrapeso un menor consumo de bienes y perspectivas “neutras” para el consumo masivo.

“La confianza del consumidor se mantiene en un estado de letargo. La percepción de que es un buen momento de comprar durables, como refugio de valor por el impacto de la brecha y la existencia de programas de financiamiento subsidiado; se compensa con una mirada negativa del entorno macroeconómico y de la situación personal, donde además el futuro se deteriora más rápido que el presente”, señalaron desde Abeceb, y agregaron que “los resultados relativamente buenos para el consumo que se registraron en la última parte de 2021, no se repetirán en 2022, con excepción de algunos mercados puntuales como el automotriz y el de electrodomésticos”.

El estudio destaca que los ingresos no podrán apuntalar el consumo, debido entre otros factores al “aumento del endeudamiento de las familias, que implica rendimientos decrecientes de programas como Ahora”.

Al respecto, desde FIDE señalaron: “Los indicadores de consumo de Ahora24, medidos por el CEP XXI para el mes de enero, registran un crecimiento nominal del 63% i.a., lo que equivale a un aumento real del 12,5% i.a. Con este aumento, se registra el undécimo mes de crecimiento real consecutivo del consumo de este indicador. Asimismo, al observar la serie completa, enero de 2022 muestra cierta desaceleración respecto a los meses anteriores, especialmente el mes de diciembre, el de mayor crecimiento de todo el período”.

Análisis

Después de cerrar el 2021 con un crecimiento de 14,8% anual, las ventas minoristas comenzaron el año con un fuerte incremento incluso comparado con el verano previo a la pandemia. De todas formas, de cara a lo que pueda ocurrir a lo largo del 2022, hay algunos aspectos que se deben tener en cuenta.

“Tenemos algunas cuestiones que hay que mejorar para que se consolide la recuperación. Hay que resolver algunas cuestiones de la macroeconomía. La inflación es un factor relevante, que atenta con el mantenimiento del consumo, porque deteriora el nivel adquisitivo de los salarios”, señaló a Ámbito Salvador Femenia, vocero de la CAME.

“Hay algunos factores ligados al tema de producción, con productos importados, que no está normalizado. Con lo cual, no hay abastecimiento de algunos productos en el mercado interno, que está impactando también en los costos. Y creo que la brecha cambiaria también está pegando”, sostuvo Femenia, quien concluyó: “Por eso, creo que hay algunas cuestiones macroeconómicas que pegan directamente en la micro, que se tienen que resolver para que este proceso de recuperación se transforme en crecimiento. Tanto lo que es la producción como las ventas en el comercio minorista”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *