Categorías
Noticias Sociedad

El 85,5% de los argentinos confía en las vacunas y los “antivacunas” son el 1,9%

Las vacunas estuvieron en la agenda pública por dos años debido a la pandemia. Esto expuso las dudas que algunos argentinos tienen sobre ellas y aumentó la visibilidad de grupos minoritarios que están en contra de esta herramienta sanitaria.

Sin embargo, esta exposición no desgastó tanto su imagen. El 85,5 por ciento de los argentinos sigue confiando en las vacunas, según una investigación de la Fundación Bunge y Born que viene realizando desde 2019.

Esa cifra corresponde al año 2021. En el 2020 el porcentaje era de 86,9%, mientras que en 2019 fue del 93,7%.

Es decir, el mayor impacto se sintió en 2020 (descenso de 6,8%), cuando las vacunas contra el Covid-19 se estaba desarrollando y había muchas dudas sobre si iban a ser eficaces y seguras.

El año pasado se vio una caída, aunque más leve (1,4%), probablemente debido a que las fórmulas demostraron ser la mejor herramienta para bajar la mortalidad frente a la pandemia y sin efectos adversos graves.

Este índice mide la confianza de las vacunas en general, no solo las formuladas contra el Covid-19. El estudio se realizó entre noviembre y diciembre de 2021 en 7.054 casos. Está basado en el modelo del Vaccine Confidence IndexTM de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Abarcó todas las regiones del país y a los distintos grupos etarios, con distinción por género y según los diferentes niveles educativos alcanzados.

“El objetivo del trabajo es facilitar mejoras en el diseño de programas y estrategias de inmunización, y orientar de manera más eficiente recursos humanos y financieros en el marco de las políticas de salud pública”, aseguran desde la fundación.

Confianza. Los adultos mayores son el grupo etario donde se registraron los mayores índices de confianza en las vacunas. (Nicolás Bravo / La Voz)
Confianza. Los adultos mayores son el grupo etario donde se registraron los mayores índices de confianza en las vacunas

PARA LA GENTE LAS VACUNAS SON SEGURAS

Por componente. La confianza se divide en tres componentes. Un 88,5% de las personas piensa que las vacunas son efectivas; un 89,1% las define como importantes para los niños; y un 88% como seguras. De estos tres componentes el que más bajo fue la “seguridad”, con 8,2 puntos porcentuales menos respecto de 2019.

Por edad. Una mayor baja en la confianza se observó en los grupos etarios de menos de 40 años. Mientras que en los mayores de 50 años esta tendencia se revirtió. Los adultos mayores fueron los primeros en vacunarse contra el Covid-19 y los primeros en reconocer sus beneficios.

Acceso. El estudio también midió el índice de acceso. En 2021 fue del 76,4% y se volvió a valores similares al 2019, tras la caída registrada en 2020.

ANTIVACUNAS EN ARGENTINA

El estudio también profundizó en las vacunas contra el Covid-19. Entre los encuestados, el 92% de las personas (mayores de 15 años) dijo haberse vacunado con al menos una dosis.

El 4,6% manifestó que prefiere esperar, y el 1,6% que no sabe si se vacunará. “Todos estos grupos expresaron un alto grado de confianza hacia las vacunas en general”, indica el estudio.

Solo el 1,9% de los argentinos manifestó que no quiere vacunarse contra la Covid-19. “Este grupo expresa particularmente un bajo nivel de confianza hacia las vacunas en general”, explica el trabajo. Podrían definirse como antivacunas, aunque no todos “militan la causa”.

“El fenómeno de los antivacunas es para tomarlo con pinzas. Hay personas antivacunas que las rechazan, pero hay un gran grupo de personas con muchos matices y que solo son reticentes. Tienen dudas o una confianza media”, explica Guadalupe Nogues, científica y divulgadora que participó del estudio como invitada.

Y agrega: “Con comunicación y acercamiento se puede lograr que se vacunen. En nuestro país los antivacunas no son más del 2 por ciento. La pérdida de confianza es más general, pero no alcanza para que dejen de vacunarse. América latina tiene una larga cultura de vacunación y los antivacunas no son el problema más grave que tenemos en la región”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *