Categorías
Mundo Noticias

Grecia a 300 mil personas que no reforzaron sus dosis les canceló el carnet sanitario

El gobierno de Grecia tomó la determinación de cancelar la validez de los certificados de vacunación contra el coronavirus de 324.000 personas que no se dieron la dosis de refuerzo.

De acuerdo con la normativa que rige actualmente en el país europeo, los certificados de vacunación son válidos durante siete meses a partir del día de la segunda dosis, y durante tres para quienes tienen vacunas de dosis única.

Las aplicaciones inmunizadoras de refuerzo contra el covid pueden aplicarse tres meses después de un esquema de vacunación completo.

Marios Themistocleous, secretario general de Atención Médica Primaria del Ministerio de Salud de Grecia, dijo en una conferencia de prensa que los certificados de vacunación de estas personas volverán a ser válidos cuando reciban una dosis de refuerzo.

Grecia reportó este lunes 18.855 nuevos casos y otros 109 muertes en las últimas 24 horas, de acuerdo con los datos que publica la Organización Nacional de Salud Pública.

El certificado actúa como pase sanitario y permite la circulación y participación en eventos.

Multas a mayores sin vacuna

La medida anunciada va en coincidencia con la que anunció el gobierno griego a mitad de enero. Alrededor de 300 mil griegos mayores de 60 años se verán obligados a pagar una multa de 50 euros por no vacunarse.

El lunes 17 de ese mes venció el plazo que el Gobierno de Kyriakos Mitsotakis había dado en noviembre a este grupo de edad para que se inoculara contra el coronavirus.

La multa fue solamente de 50 euros para ese mes, pero a partir de febrero los mayores de 60 años que sigan sin ponerse la inyección deberán pagar una multa de 100 euros por cada mes que pase sin que se inmunicen.Los mayores de 60 años en Grecia son uno de los grupos que se resiste a vacunarse. Foto AP.

Los mayores de 60 años en Grecia son uno de los grupos que se resiste a vacunarse

Mitsotakis había anunciado ésta medida el 30 de noviembre pasado, en medio de una escalada de contagios que derivó en un aumento en la presión hospitalaria.

El primer ministro griego justificó en ese momento la imposición de la vacunación obligatoria para a los mayores de 60 años por el hecho de que la mayor parte que necesita tratamiento hospitalario son personas no vacunadas en esta franja de edad.

Según los expertos, la vacunación de una persona de 70 años equivale a 34 vacunaciones de gente más joven en lo que afecta y exige al sistema de la sanidad pública.

El 30 de noviembre, cuando la medida fue anunciada, un 17% de los griegos mayores de 60 años permanecía sin recibir la vacuna, alrededor de 520 mil personas. Estiman que desde que el Gobierno anunció la obligatoriedad, alrededor de 220 mil mayores de 60 años fueron a vacunarse. Algo menos de la mitad de los requeridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *