Categorías
Noticias Política

Oficialistas ya preparan una reunión entre Alberto y Cristina

Alberto Ángel Fernández volverá de su gira por Rusia, China y Barbados el próximo miércoles. Tanto él como los funcionarios que lo acompañaron, tienen encuentros agendados para ese mismo día.

Pero la cita que todos en el Frente de Todos aguardan, es una nueva cumbre entre sus dos máximos responsables: Alberto y Cristina. En la carta que Cristina Kirchner escribió tras la derrota oficialista en las PASO de 2021, la vicepresidenta enumeró los encuentros entre ambos. Allí, recordó que “durante el año 2021 tuve 19 reuniones de trabajo en Olivos con el Presidente de la Nación… debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía”.

Ahora, tanto en la Casa Rosada (reducto albertista donde la única excepción es el despacho de Wado De Pedro, ubicado en la planta baja) como en el Senado y en Diputados (donde tienen sus oficinas Cristina y Máximo Kirchner), esperan una nueva cita en la Residencia Presidencial de Olivos donde hablen a calzón quitado sobre el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional y sobre la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de diputados del FDT.

“Alberto la tiene que convocar. No va a ser una reunión sencilla. Se gritarán fuerte y se pasarán facturas. Pero es necesario que se junten porque si no, no tenemos modo de seguir”, asegura un ministro albertista convencido de que el conflicto que generó la salida de Máximo de la conducción del bloque de Diputados tiene un carácter distinto a otras crisis.

En las filas de La Cámpora ya se empiezan a preparar para un camino distinto de la agrupación de aquí a 2023, fecha de nuevas elecciones presidenciales. Ese derrotero será de clara diferenciación de la política de la administración de Alberto Fernández, cuidando el relato kirchnerista y crítico de las iniciativas que surjan desde el equipo económico de Martín Guzmán.

La semana pasada, Wado De Pedro mantuvo un encuentro con Juan Zabaleta, el ministro de Desarrollo Social y un fiel albertista. Pero la foto -difundida por el Ministerio del Interior- no alcanza para apaciguar los ánimos entre los grupos hoy enfrentados. “Wado pone paños fríos y asegura que intentó convencerlo a Máximo de que no renuncie. Pero él hará lo que Cristina y Máximo indiquen, es uno de los jefes de La Cámpora y actuará en consecuencia”, define un ladero de Alberto que espera, ansioso, el regreso del Presidente al país.

En tanto, Sergio Tomás Massa hace equilibrio en el mapa del Frente de Todos. Cuando el jefe de Estado intentaba cerrar los términos de un entendimiento con el FMI -y que desde el staff del organismo internacional también se hablara de que se había llegado a un acuerdo-, el titular de la Cámara de Diputados jugó fuerte en ese sentido y estuvo en contacto telefónico con sus contactos en la administración de Joe Biden. Luego, cuando Máximo Kirchner avisó que renunciaba, intentó frenar esa determinación y le avisó a Alberto lo que se venía. Pero luego, recibió en su casa de Tigre al hijo de Cristina, en un gesto de acercamiento con quien mantiene ya dos años de una relación muy aceitada.

El regreso de Alberto pondrá sobre la mesa la realidad del Frente de Todos, lejos de las mieles que cualquier gira presidencial consigue. Los principales referentes de esa fuerza ahora aguardan definiciones para el año que tendrá un hito difícil: el 1° de marzo se abre el período parlamentario y allí irán, una vez más, Alberto, Cristina y Massa, con un Máximo como “diputado raso” sentado en una banca. Antes de eso, el Presidente y la Vice deberán pacificar los vínculos intra Frente.

La reunión entre los compañeros de fórmula se espera (tanto en la Rosada como en el Instituto Patria) para el final de esta semana o el inicio de la próxima, a más tardar. La cita podrá empezar amigable, con el repaso de las fotos con Vladimir Putin y Xi Jinping en Moscú y Beijing, respectivamente. Luego emergerá, de modo crudo, el acuerdo con el Fondo y la renuncia de Máximo. Casi una radiografía de una alianza gobernante que se muestra como un “Frente de Todos contra Todos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *