Categorías
Noticias Política

Para un congresista de EEUU, “Argentina acaba de unirse al Partido Comunista Chino”

El presidente Alberto Fernández y su par de China, Xi Jinping, acordaron este domingo “reforzar los intercambios y la cooperación” y seguir ampliando el volumen comercial entre ambos países, en tanto que formalizaron la incorporación de Argentina a la Ruta de la Seda. La reunión estuvo plagada de anécdotas, elogios y momentos distendidos, según revelaron fuentes oficiales que integran la comitiva de la gira internacional que lleva adelante el mandatario argentino.

Después del cónclave, el Gobierno argentino anunció inversiones chinas en energía, infraestructura, transporte, Vaca Muerta y otras áreas. Esto no cayó muy bien en la política de Estados Unidos. Matt Gaetz, congresista republicano muy cercano a Donald Trump, se expresó en duros términos sobre el acuerdo firmado entre Argentina y la potencia asiática.

“Mientras el gobierno de Biden, los medios y muchos miembros del Congreso hacen sonar los tambores de guerra por Ucrania, existe una amenaza mucho más significativa para nuestra nación, que se acelera rápidamente cerca de casa, en la Argentina”, expresó Gaetz durante un discurso en el Congreso.

El funcionario norteamericano dijo que el país es “una nación y economía crítica en las Américas. La Argentina acaba de unirse al Partido Comunista Chino al firmar la iniciativa One Belt, One Road (Ruta de Seda). El costo para China fue de 23.700 millones de dólares, una mera fracción comparada con el billón de dólares que Estados Unidos ha gastado para construir democracias de arena y sangre en el Medio Oriente”, añadió.

“La compra de influencia e infraestructura por parte de China en la Argentina para así colaborar en el espacio y la energía nuclear es un desafío directo a la Doctrina Monroe, y mucho más significativo para la seguridad estadounidense que nuestro último coqueteo con la OTAN en las llanuras de Europa del Este”, continuó el republicado oriundo de Florida.

“China es una potencia en ascenso; Rusia es una potencia en declive. Agudicemos nuestro enfoque”, pidió.

INFLUENCIA CHINA

Casi al mismo tiempo que las críticas de Gaetz, dos senadores hispanos introdujeron este lunes en el Senado estadounidense un proyecto de ley para aumentar la cooperación en seguridad con América Hispana y contrarrestar la influencia “desestabilizadora’’ de China y Rusia en la región.

La propuesta del senador republicano Marco Rubio y el demócrata Bob Menéndez pide a los secretarios de Estado y de Defensa de Estados Unidos que presenten un plan de estrategia al Congreso para aumentar la defensa y seguridad de países aliados en la región.

En un resumen del proyecto de ley, los senadores plantea que los regímenes totalitarios de América Hispana y las actividades de China y Rusia en la región suponen un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos. Como ejemplo, hablan del apoyo financiero que China otorga constantemente al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

El proyecto de ley, llamado Western Hemisphere Security Strategy Act of 2022, pide que el plan a presentarse en el Congreso incluya “actividades para contrarrestar la influencia maligna de actores estatales y organizaciones criminales transnacionales’.’

También pide propuestas para frenar el tráfico de drogas y aumentar la transparencia y rendición de cuentas de instituciones de defensa y seguridad en la región. Rubio, que representa a la Florida, forma parte del Comité de Inteligencia del Senado, y Menéndez es el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

China ha reemplazado en los últimos años a Estados Unidos como el principal socio comercial de varios países en América. Además, ha financiado varias inversiones en infraestructura. Igualmente, Rusia apoya con armas a Cuba, Nicaragua y Venezuela, los tres principales adversarios de Estados Unidos en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *