Categorías
Noticias Sociedad

Tomar más de 90 tazas de café en 4 horas pueden matar a una persona

Para la mayoría de las personas, el café es casi un ritual. Pese a esto, la bebida contiene cafeína, una sustancia tóxica y nociva para la salud, que si es consumida en exceso podría incluso matar.

Cuando supera los 500 miligramos dentro del cuerpo, la cafeína puede provocar intoxicación aguda. Esto, por supuesto, depende de muchísimos factores como la altura y el peso de la persona, pero ese número se aproxima a la cantidad límite para empezar a notar efectos adversos en el cuerpo.

Síntomas de la intoxicación por cafeína

  • Trastornos gastrointestinales
  • Sobreestimulación neuronal
  • Dolores de cabeza
  • Problemas del sueño
  • Ansiedad
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Sed
  • Mareos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Iritabilidad

Estos signos suelen ser comunes con el consumo diario de cafeína, aunque a veces pasen desapercibidos por la vorágine de la vida cotidiana. En caso de una intoxicación, se intensifican debido a que la cantidad en el cuerpo aumenta. Para alcanzar una dosis letal en una persona de contextura mediana, son necesarias aproximadamente entre 92 y 100 tazas, en un período de cuatro horas.

ARCHIVO - Esta foto de archivo del 15 de febrero de 2007 muestra un queso Gruyere con una taza de café tostado italiano. (AP Foto/Larry Crowe, archivo)

Los 500 miligramos de cafeína en el cuerpo inician el DL50, también conocido como “dosis semiletal”. En promedio, una taza de café tiene 95 miligramos de cafeína, por lo que con alrededor de 5 tazas y media de café comenzaríamos a entrar en intoxicación por cafeína. Si el consumo de cafeína se incrementa, esto también ocasionaría que los síntomas y la posibilidad de muerte se incrementaran.

Sin embargo, se estima que una dosis letal varía entre los 150 y 200 mg. por kilo de masa. Es decir, para una persona de 70 kilos, completamente sana y sin ningún tipo de enfermedad o problema metabólico, la cafeína necesaria para morir sería de alrededor de 8.7 gramos de cafeína, lo que equivaldría a 92 tazas de café de 250 mililitros.

O sea, en otras palabras podríamos hablar de unos ocho litros de café americano. Evidentemente, este número cambia dependiendo de la cantidad de café en la bebida. No sería lo mismo hablar de un café expreso que de uno americano, e incluso no sería lo mismo café de grano que café instantáneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *