Categorías
Noticias Política

El Gobierno pretende un aumento salarial promedio del 40% para este año

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó este martes que la pauta salarial de este año rondará el 40%, en línea con la inflación prevista, pero aseguró que se harán revisiones cada seis o siete meses para reajustarla si el costo de vida se dispara.

“En 2022 vamos a repetir lo que hicimos en 2021. Vamos a trabajar con una pauta inflacionaria, que estimamos es del 40%. Si es necesario renegociar esa pauta, vamos a abrir las paritarias las veces que sean necesarias”, dijo Moroni en declaraciones radiales.

En el mismo sentido señaló que se trabajara “en base a una pauta”, con “revisiones del acuerdo a los seis o siete meses de haberlo firmado”. También adelantó que convocará para fin de mes al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM).

Los salarios siguen de atrás a la inflación

El Gobierno insiste en que quiere que los salarios le ganen a la inflación, pero si bien en todo 2021 subieron 53,4%, casi 2,5 puntos por encima de la inflación, no alcanzó para que recuperaran su nivel prepandemia y, medido en dólares, están en su peor momento tras la salida de la convertibilidad.

Además, la pauta inflacionaria que mencionó Moroni es superior al 33% que el ministro de Economía, Martín Guzmán, había fijado en septiembre cuando elaboró el proyecto de Presupuesto 2022, que no fue aprobado en la Cámara de Diputados.

De cumplirse las proyecciones del titular de la cartera laboral, con una pauta de aumento de salarios similar a la inflación, se acrecentaría la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores de los últimos años, que no alcanzó a compensar la mejora de 2021.

Además, las subas salariales no son parejas en todos los sectores, por lo que la cifra que se informa oficialmente es un promedio, y varios rubros quedan por debajo de la inflación. Algunos gremios, como los bancarios y Comercio, ya hicieron revisiones paritarias en las últimas semanas.

Convocatoria al Consejo del Salario

Moroni anticipó también que para fin de mes convocará a una nueva reunión del Consejo de Salario, que fija el ingreso mínimo de los empleados del sector formal, pero también es una pauta para los trabajadores informales.

A partir de este mes, el salario mínimo se eleva a $33.000, tras las subas que registró en septiembre ($31.104) y octubre ($32.000) del año pasado.

Además, las modificaciones en el salario mínimo alcanzan también al plan Acompañar, destinado a víctimas de la violencia de género (unas 35.000 mujeres y LBGTI+ que cobran esa asistencia durante seis meses consecutivos); la prestación por desempleo, que este mes alcanzará entre $9167 y $15.278, y el plan Potenciar Trabajo, que se incrementará en febrero a $16.500.

Sobre esas nuevas pautas que rigen desde este mes evaluará el Consejo del Salario el aumento a otorgar para este año y no se descarta revisiones semestrales, como en el caso de las paritarias del sector formal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *