Categorías
Noticias Política

Colectivos: la nueva embestida contra Larreta y los porteños (electorado no peronista)

En otro capítulo de la pelea entre Nación y Ciudad por el porcentaje de subsidios a la tarifa de 32 líneas de colectivos que circulan por territorio porteño, el ministro de Transporte de la Provincia, Jorge D’Onofrio, acusó al gobierno de la Ciudad de incumplir con una ley de 2018: “Pagamos el 91% y Nación, el 9%. La Ciudad, por las 32 líneas, paga el 43% y el otro 57% lo paga Nación”.

“Siempre meten una premisa falsa para llevarnos a discusiones que no tienen nada que ver. Una cosa es tema subsidios y lo que tiene que pagar la Ciudad de Buenos Aires y otra cosa es la transferencia, que también nos tienen que transferir la potestad”, disparó el massista D’Onofrio, que asumió como ministro de Transporte bonaerense hace un mes.

“En 2018, el pacto fiscal que firma el presidente (Mauricio) Macri con los gobernadores, incluyendo al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, a exigencia del FMI elimina los subsidios al transporte y se los pasa a las provincias. Se lo pasan a la Provincia de Buenos Aires, la gobernadora (María Eugenia Vidal) para todas las obras para pagar este subsidio”, argumentó D’Onofrio.

Y comparó con los datos del año pasado: “En 2021, la Provincia de Buenos Aires del total de subsidios en la zona AMBA, en nuestro conurbano, pagamos el 91% y Nación pagó el 9%. La Ciudad de Buenos Aires por las 32 líneas paga el 43% y el otro 57% lo paga Nación. Lo que están planteando las provincias, incluyendo a la Provincia de Buenos Aires es una de dos: o pagamos todos el 91% o todos cobramos el 57%”.

A su vez, criticó al gobierno porteño: “Ellos meten el tema de el traspaso y es otra historia. Tiene que ver con una agencia de Transporte del AMBA que lo marca la ley, que todavía no se constituyó, para que Nación nos transfiera la potestad a la Provincia y a la Ciudad de las líneas que corren por nuestro territorio”

En su explicación, el ministro de la administración de Axel Kicillof argumentó: “Hoy una línea de Lomas de Zamora o de Pilar, el aumento o el recorrido lo resuelve el ministro de Transporte de la Nación. Solo pagamos y no opinamos”.

En diálogo con el programa “Segunda dosis” de Radio 10, D’Onofrio negó que se discuta el precio de la tarifa: “En ningún momento se habló del boleto, más allá de que le día de mañana tengamos que hablar de tarifas. Acá lo que le está diciendo Nación es: ‘Muchachos, desde 2018 tienen que hacerse cargo de por lo menos el 91% de estos subsidios y están pagando el 43%’. Todos nos hacemos cargo de los subsidios al transporte”.

“Desde 2018, ese 57% que cubre Nación, y no debería hacer, lo estamos pagando los bonaerenses, los chaqueños, los santafesinos. No estamos reclamando que paguen la de los años anteriores, sino que a partir de ahora paguen lo que tienen que pagar los que le corresponde a la Ciudad”, agregó D’Onofrio.

Por otro lado, el ministro bonaerense reconoció que hay una tarifa diferente en el conurbano en comparación con el interior de la Provincia: “En el interior comparto las mismas problemáticas que las provincias. En Mar del Plata, Bahía Blanca, Necochea, los boletos valen $60 u $80 y hay distritos en lo que no hay transporte público”.

“Hay una inequidad manifiesta porque Macri determinó que los subsidios se pagan por kilómetro, entonces un recorrido como el del 60, de Tigre a Constitución, el 80% lo paga la Provincia, pero la Provincia moviliza a 4 millones de personas que van todos los días a trabajar, a generar riquezas que cobra impuestos la Ciudad. Le llevo la mano de obra pero tengo que pagar el transporte”, remarcó el ministro de Transporte bonaerense.

Y dejó un llamativo dato comparativo: “Lo que pagamos en subsidios al transporte es el equivalente a la inversión en Infraestructura de todo el año en la Provincia”.

Mientras que en las redes sociales, negó que un posible aumento de las tarifas. “Es de suma importancia adecuar la asimetría presente entre el transporte de AMBA y el resto del país, como menciona Alexis Guerrera. Hasta que no crezca el poder adquisitivo de los y las trabajadoras, el boleto no va a sufrir ningún aumento“.

Los fondos y las 32 líneas

El gobierno nacional avanza con la decisión de pasarle a la Ciudad de Buenos Aires las 32 líneas de colectivos que circulan dentro de los límites de la avenida General Paz y el Riachuelo, que demarcan el territorio porteño. Es una discusión por la potestad y competencia de subsidios que reciben los boletos de esas líneas, que en Nación estiman que suman $13 mil millones.

Según la información del Ministerio de Transporte de la Nación, a cargo del massista Alexis Guerrera, una de las líneas apuntadas es la 4, que va desde el viejo edificio del Correo Central en el centro porteño hasta siete cuadras en fuera de la Ciudad en Lomas del Mirador, La Matanza.

Figura también la línea 5, que va desde Retiro hasta Villa Lugano; la línea 6, que tiene el recorrido desde Villa Soldati hasta el Hospital Ferroviario, en Retiro. También los dos ramales de la línea 7, desde el Hospital Ferroviario de Retiro hasta Parque Avellaneda y hasta el barrio Samoré.

Otra colectivo que pasaría a la órbita de la Ciudad es la línea 12, que va desde Puente Pueyrredón hasta Palermo; la línea 23, que va desde Puerto Nuevo (retiro) hasta Villa Soldati; también la línea 25, que une al barrio de La Boca con la General Paz a la altura de Devoto; la línea 26, que va desde Retiro hasta el Barrio Rivadavia, en el Bajo Flores.

A su vez, también aparece entre los colectivos que quedarían en la jurisdicción del gobierno porteño la línea 34, que desde hace más de 10 años, utiliza el Metrobus de la avenida Juan B. Justo para ir de Liniers a Palermo. También la línea 39, que une a Chacarita con Barracas; la línea 42, que une a Ciudad Universitaria con Nueva Pompeya; el 44, que va desde Puente Alsina hasta la estación Belgrano

Otra de las líneas que quedaría en jurisdicción porteña es la 47, que va desde la estación Lacroze hasta el autódromo Oscar y Juan Gálvez; la línea 50, que une la Terminal de Ómnibus de Retiro con el cruce de las avenidas Eva Perón y General Paz; también las líneas 61 y 62, que unen las terminales de Constitución, Once y Retiro.

En el listado también está la línea 64, que une a La Boca con la estación Belgrano C; la línea 65, que va desde la terminal de Constitución hasta Belgrano C; la línea 68, que va desde Once hasta Puente Saavedra y cruza unos metros a Vicente López, en la Provincia de Buenos Aires. Otra es la línea 76, que va desde Pompeya hasta Saavedra.

En la pelea por los $ 13 mil millones que la Nación destina a los colectivos porteños, también aparece la línea 84, que va desde Constitución hasta Villa del Parque; la línea 90, con recorrido desde Plaza Constitución a Villa Devoto; la 99, que une Liniers con Puerto Madero; también el 102, que une Barracas y Palermo; el 106, que va desde Liniers a la Terminal de ómnibus de Retiro.

Entre las últimas siete líneas de 32 que pasarían a la Ciudad, figuran: el 107, que une Ciudad Universitaria con el barrio de Parque Avellaneda; el 108, que va de Liniers con el barrio de Retiro; el 109, que une Liniers y el Correo Central; el 115, que va desde Retiro hasta Villa Riachuelo; el 118, que va desde Barrancas de Belgrano hasta Parque Patricios; el 132, desde Flores a Retiro; y la línea 151, desde Puente Saavedra hasta Constitución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *