Categorías
Noticias Política

Chile: paralizado y bloqueado por las protestas contra la inseguridad y la inmigración

La crisis migratoria de Chile, que reporta más de 500 ingresos irregulares por el desierto diariamente, suma un nuevo capítulo de tensión cultural y crispación social.

Las principales ciudades del norte han recibido a miles de inmigrantes que cruzan clandestinamente la frontera con Bolivia.

Los principales gremios de transportistas comenzaron a cortar espontáneamente los ingresos a las principales ciudades del país, primero en el norte y luego en el centro-sur, en protesta por la sensación de inseguridad que se ha instalado en las rutas del norte.

Los vuelos hacia Arica, Iquique y Antofagasta debieron ser cancelados. Los aeropuertos se encuentran en las afueras de esas ciudades, lo que hizo imposible que los pasajeros pudiesen llegar a sus embarques.

Incluso el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien anunció una visita urgente a la zona -que comenzó este sábado-, debió solicitar que se levantara el corte de ruta en las cercanías de Antofagasta para que su comitiva pudiese ingresar a la ciudad. Los manifestantes accedieron a la solicitud.

Los gremios empresariales CPC (Confederación de Producción y el Comercio) y la CNC (Cámara Nacional de Comercio), emitieron un comunicado la tarde del viernes, donde entregaron su respaldo a la movilización.La protesta de los camioneros en Chile comenzó el viernes, tras el asesinato de un chofoer. Foto: EFE

La protesta de los camioneros en Chile comenzó el viernes, tras el asesinato de un chofoer.

“Creemos que ya no es posible seguir soportando abandonos de esta magnitud, la ciudadanía está cansada de ser víctima de todo tipo de hechos de violencia de manera permanente,ya que los delincuentes parecen tener mayores garantías que los ciudadanos que trabajan y aportan al país”, señalaron en el comunicado.

El aluvión de migrantes de Venezuela

Hace tres años, Chile decidió crear un visado especial para los ciudadanos venezolanos que escapan de su país en búsqueda de mejores condiciones de vida, presionados por la crisis humanitaria detonada por la autocracia de Nicolás Maduro, que ha llevado los índices de pobreza y desnutrición a registros nunca antes vistos en su historia.

Con esa medida se terminó el libre ingreso a territorio chileno para las personas provenientes de Venezuela, lo que hizo obligatoria la solicitud de la “Visa de Responsabilidad Democrática” o “Visa de reagrupación familiar”.

Sin embargo, el consulado chileno en Caracas entregó cerca de un 10% de visas al total de solicitudes que le llegaron, lo que empujó que miles de migrantes buscaran entrar de forma irregular al país, a través de su frontera norte.

Cierres de fronteras

La situación se hizo aún más compleja con los cierres de fronteras por la crisis del coronavirus. Desde que la pandemia comenzó, proliferaron las bandas de tráfico de migrantes que operan a través de alguno de los más de 160 pasos irregulares detectados en el frio desierto de Atacama.

Por ahí, ya no sólo ingresan venezolanos, sino también ciudadanos de otras nacionalidades.

Una vez en el país, los miles de inmigrantes buscan en las distintas ciudades algún lugar para pasar la noche y servicios tan básicos como un baño. Comenzaron a acampar en playas y plazas de los centros urbanos, lo que despertó el malestar de los vecinos y detonó protestas en ciudades como Iquique y Arica.

Nuevos delitos

Los camioneros reclaman que la inmigración descontrolada ha hecho que aumente la inseguridad en la zona, lo que ha puesto en riesgo su trabajo a través de las rutas. La madre de Byron Castillo, identificada como Mylenka, señaló: “Mi nieto no va a conocer a su papá, su primer hijo. No tuvieron piedad con él”.Los camioneros y otros trabajadores en el norte de Chile denuncian que creció la inseguridad debido a la inmigración ilegal. Foto: EFE

Los camioneros y otros trabajadores en el norte de Chile denuncian que creció la inseguridad debido a la inmigración ilegal

Y agregó: “Hoy es mi hijo, más tarde va a ser otro camionero, otra persona o varias, hasta que no se acabe esto en la frontera”, en alusión a la nacionalidad de los presuntos autores del asesinato de su hijo.

Si bien las cifras de delitos, en términos netos, no establecen que la población migrante comete más delitos que la población nativa del país, las autoridades locales han señalado que es un problema “cualitativo”.

Durante los últimos meses se han reportado delitos que los chilenos no acostumbran a ver, como secuestros express, tiroteos a plena luz del día en medio de calles transitadas y asesinatos a sangre fría, como el de una familia completa en la localidad de San Pedro de Atacama, a manos de un ciudadano ecuatoriano.

Las críticas al gobierno chileno, desde la oposición y organizaciones de la sociedad civil, es que la falta de control migratorio impide que el Estado pueda identificar quiénes están entrando a Chile, lo que hace imposible separar y distinguir a aquellos que ingresan al país con antecedentes penales previos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *