Categorías
Noticias Sociedad

Salta. Manteros pasaron a ser comerciantes formales

Unos 50 manteros ya pasaron a ser comerciantes formales y tienen sus puestos en el subsuelo del mercado San Miguel. Contaron que se sienten contentos, cómodos y tranquilos, porque ya no sufren las inclemencias del tiempo, como el calor y la lluvia. Tampoco tienen que acarrear su mercadería como antes.


Los trabajadores del subsuelo del mercado San Miguel, que antes vendían en las calles y peatonales, atienden de 9 a 22.  Desde la Municipalidad se decidió reubicarlos en este espacio en el marco de un plan para ordenar el centro y que ya no haya más ambulantes en la zona, ya que está prohibido por ordenanza y genera reclamos de los demás comerciantes por competencia desleal.

Claudia Liendro tiene 39 años y fue mantera desde pequeña. Vive en el barrio Unión y tiene cinco hijos. “Fui mantera desde los cuatro años porque mi familia toda la vida fue mantera, ambulante. Me crié a la par de ellos, trabajando. Al principio vendía condimentos”, contó la mujer, madre de cinco hijos, a quienes sostiene sola. 

Dijo que quería estudiar pero no pudo por ayudarle a su madre a cuidar a sus 10 hermanos. “Tenía que cuidar a mis hermanitos. Después formé mi propia familia y seguía en el mismo rubro. Tuve mis hijos y ya estudiar era casi imposible”, expresó. Claudia tiene tres hijos de 20, 18 y 12 años y dos hijas de 16 y 14. Los más chicos estudian. “Lo que menos quiero es que vengan al puesto. Quiero que se ocupen de sus estudios”, comentó. 

Recordó que el 8 de enero, cuando les notificaron que debían retirarse del parque San Martín, donde estaban hasta entonces, se desesperó. “Tenía que pagar la técnica de mi hijo. Yo también estudio mecánica dental porque quiero que mis hijos vean que, remándola, uno siempre puede lograr sus objetivos”, aseguró. 

El grupo de manteros mantuvo una reunión con el director del mercado San Miguel, José Pepe Muratore. “Nos dijo que en 20 días armaríamos la feria. Cada uno puso 10 mil pesos para que empiecen las obras. Juntamos como pudimos”. 
Desde el martes los exmanteros se instalaron en el subsuelo del mercado. En el lugar hay bastante movimiento. “Lo que pasa es que mantenemos el precio mantero, económico. Por ejemplo: tres pares de medias por 300 pesos, mochilas convencionales a 1.500 pesos, bombachas para niñas a tres por 500 pesos, slips de algodón para hombre tres por mil pesos, bombachas para dama: tres por 600 pesos”, detalló Claudia. 

Añadió que se sienten muy contentos y tranquilos. “Ahora esta lloviendo y nosotros seguimos trabajando, cosa que en la calle no podés hacer”. 
Teresa, otra comerciante, contó que empezó hace unos años, en la avenida Belgrano, haciendo trueques de ropa con otras mujeres. Lo hacían una vez a la semana, luego tres y más adelante comenzaron a vender. “Nos dijeron que teníamos que irnos a la avenida San Martín pero ahora vamos a tener un contrato”, sostuvo.

Añadió que ahora pondrá en buenas condiciones su local, que es el número 21, y que le colocará el piso. “Me faltan las terminaciones. Le pondré machimbre a los costados”, dijo. 

La mujer vende ropa para niños, ollas, cafeteras y cortadoras de cabello, entre otros productos. “Por suerte ya no tenemos que acarrear las cosas, ordenarlas para exhibir y volverlas a guardar. Es un alivio”, finalizó. 
Otro comerciante, Mariano, expresó que antes trabajaba en las plazas Italia y Francia, donde se le mojó la mercadería por las lluvias. En el mercado se siente mejor y más tranquilo. “Ya no vivo pendiente de si me quitan la mercadería o si estoy bajo el rayo de sol. Además puedo estar acá con mi hijo. Me siento más cómodo. Espero que la gente se acerque más a comprar para que nos vaya bien a todos”, manifestó. 
El trabajador vende remeras a 600 pesos, zapatillas, conjuntos deportivos y delantales. 

Tres ferias

La interventora de Espacios Públicos de la Municipalidad, Susana Pontussi, explicó que no solamente tienen la feria del subsuelo del mercado, en la que habilitaron más de 100 puestos, sino también otra que se instaló a mediados de diciembre en la calle Ituzaingó al 700, además de una en la calle Pellegrini entre San Martín y Urquiza. 
Aseguró que la Municipalidad colabora para que puedan funcionar lo mejor posible y ayuda a los trabajadores para que las habilitaciones salgan rápido.
“Convertirse de mantero informal o hasta ilegal a puestero del mercado San Miguel o de las ferias realmente habla de lo que es la promoción social”, hizo hincapié. 
Añadió que todas las acciones que llevan adelante desde el municipio tienen el objetivo de ir hacia el orden y a que más gente se incorpore al comercio. 

Huelga

Consultada por la situación de un sector de los manteros que inició una huelga en el parque San Martín, Pontussi respondió: “Es un grupo que dicen ser 50 personas pero en la lista que presentaron, que fue chequeada con la cantidad de manteros que estaban antes en las tres plazas del parque San Martín, figuran solamente 15, es decir, menos del 5 por ciento del total, que eran 320. Los otros están aprovechando las circunstancias”, precisó. 
Añadió que al grupo manifestante se le propuso trabajar en la plaza Independencia, en la zona de San Felipe y Santiago. pero no aceptan el ofrecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *