Categorías
Noticias Política

El Gobierno le dio una señal a Huawei para la licitación del 5G

Los acuerdos económicos firmados por el gobierno argentino en China no fueron el único factor que encendió alarmas en el gobierno de Estados Unidos, que mantiene una disputa geopolítica creciente con ese país. La fotografía de Alberto Fernández y la delegación que lo acompañó a Beijing en el Centro Tecnológico Huawei, una de las principales proveedoras de tecnología 5G en el mundo, tampoco cayó bien en la administración estadounidense, donde incluyen el tópico “telco” dentro de los temas sensibles, y sobre los cuales advirtieron a la Argentina en más de una oportunidad, según reconstruyó.

Mientras se estudia la implementación de la tecnología de 5G en la Argentina, crecen las acusaciones provenientes de Estados Unidos contra la empresa china por espionaje. En ese país Donald Trump prohibió en 2019 a todas las empresas la utilización de tecnología Huawei. Y son al menos nueve los países que sigueron el mismo lineamiento. El fundamento principal de esta prohibición radica en el artículo número 7 de la ley de inteligencia nacional China, que establece la obligación de las organizaciones y ciudadanos a compartir información con el servicio de inteligencia del Estado.

Para finalizar la gira por China, la comitiva presidencial visitó el Centro Tecnológico Huawei
Para finalizar la gira por China, la comitiva presidencial visitó el Centro Tecnológico HuaweiTwitter @Kicillofok

Aunque la visita del Presidente a las instalaciones de Huawei disparó una serie de especulaciones y fue leída como una fuerte señal política, en el Gobierno buscan relativizarla. “La visita fue por invitación. No implica respaldo a esa empresa”, dijo una fuente oficial.

El tema fue comentado silenciosamente entre algunos funcionarios del oficialismo, especialmente quienes se encuentran más alineados con Estados Unidos, y que deslizaron críticas por los comentarios del Presidente acerca de la conducta de ese país en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un funcionario que formó parte de la delegación y acompañó la visita del Presidente a las instalaciones del Centro Tecnológico Huawei en Beijing, dijo a este medio que las conversaciones con las autoridades de la empresa abordaron “mucho más que la tecnología 5G”. “Se habló de las tecnologías para la minería que tiene Huawei, para la robótica, para la telemedicina y para el tema educativo. Por supuesto que se habló de las telecomunicaciones, pero el Gobierno no elige, solo va a poder generar un marco normativo”, dijo ese funcionario. La acotación sobre la tecnología para la minería está relacionada con la participación de la empresa china en el desarrollo del Parque Cauchari, en Jujuy, donde Huawei instaló un inversor de cadena trifásico conectado a la red que convierte la energía generada por las cadenas fotovoltaicas en energía de corriente alterna y alimenta la energía a la red eléctrica.

En la Argentina la discusión gira en torno de cómo se va a implementar el plan técnico, y el interrogante está en cómo van a ser las condiciones para licitar el 5G. Huawei es una de las principales proveedoras de 5G en el mundo, además de Ericsson y Nokia. Las operadoras nacionales están a la espera de que el Estado licite esas frecuencias, es decir, que las ponga en alquiler para poder usarlas y brindar servicios de internet móvil 5G. Las exigencias de la licitación delimitarán un camino que podría favorecer o perjudicar a la firma china.

“Huawei tiene mucho interés en que se haga una licitación acá porque es proveedor de la infraestructura para brindar 5G, y el gobierno chino tiene la intención de aumentar las inversiones en la Argentina, no solo con fines comerciales sino también geopolíticos”, dijo a este medio un experto en telecomunicaciones que ocupó un lugar en el directorio del Enacom.

“La licitación de 5G va a ingresar dólares a un erario público destrozado”, agregó, y recordó la millonaria recaudación por los lotes de las frecuencias de 4G y 3G en 2014, durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Si bien formalmente no es decisión del Estado qué proveedor va a tener cada operadora, sí es facultad del Enacom el diseño de la licitación, y está en manos del Gobierno delimitar un marco normativo para el desarrollo de la tecnología 5G. El Enacom está a cargo de Claudio Ambrosini, un dirigente que responde a Sergio Massa, usualmente alineado con Estados Unidos.

Jake Sullivan y Sergio Massa
Jake Sullivan y Sergio Massa

La foto de Fernández en las instalaciones de Huawei también fue comentada entre quienes integran el directorio del Enacom, y una fuente que participó de esa conversación dijo que “no gustó”. “¿Cuál es la necesidad de ir a sacarse una foto en una empresa cuestionada por todo Occidente, cuando todavía ni licitaste las frecuencias?”, dijo esa misma fuente.

“La adopción de tecnología 5G en Argentina debe hacerse bajo rigurosos controles, tanto sobre las licitaciones que eventualmente deban hacerse para una mayor disponibilidad de espectro, como para garantizar la invulnerabilidad de la información que circula por sus redes”, dijo la expresidenta del Enacom Silvana Giudici, que actualmente integra su directorio. Y agregó: “La duda sobre la injerencia del gobierno chino en la información personal es real. Muchos países expulsaron a Huawei de sus territorios. Enacom debe dar un marco regulatorio preciso para el 5G y quienes podrán instalar y operar redes en Argentina”.

Huawei negó en más de una oportunidad tener “puertas traseras” o “backdoors” en sus redes 5G. Hay incluso un texto que desmiente esa acusación en la página web de la firma que califica a la sospecha como una “cortina de humo”.

Sabino Vaca Narvaja, embajador argentino en China
Sabino Vaca Narvaja, embajador argentino en China

En el mismo sentido, el embajador argentino en China Sabino Vaca Narvaja cuestionó las acusaciones relacionadas con la seguridad de los datos y dijo“Eso es politizar. No hay ningún documento serio, ni ninguna cuestión que tenga un análisis científico sobre estas acusaciones. Están en el terreno de la política. Esto es como decir que hay tecnología mala o buena, lo importante es para qué la usás”.

Un experto en cuestiones geopolíticas y militares señaló a este medio la resolución adoptada recientemente por Brasil en la licitación de red 5G, que incluyó en los términos del llamado el desarrollo de una red paralela para uso exclusivo del gobierno, en la que se prohibió la utilización de equipos de Huawei, precisamente por las acusaciones de espionaje. “Brasil priorizó permanecer en el sistema de seguridad norteamericano alineado con la doctrina de la Otan, y por eso excluyó el uso de los equipos chinos para ciertas comunicaciones”, dijo a este medio esa fuente. “Tenemos que decidir si nos espían los países occidentales o los orientales”, concluyó el experto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *