Categorías
Noticias Política

El Presidente se reunió por segunda vez en 24 horas con el embajador Argüello

En medio del malestar de Estados Unidos tras los dichos del presidente Alberto Fernández en su gira por Rusia y China, el embajador Jorge Argüello visitó por segunda vez la Casa Rosada en menos de 24 horas. Argüello estuvo este viernes casi tres horas en Balcarce 50, al igual que el jueves. Fuentes de Casa Rosada aseguraron que trataron fundamentalmente la relación directa con Estados Unidos y la administración de Joe Biden, con los organismos multilaterales de crédito y todo lo referido al G-20. Por la mañana Fernández desayunó con el ministro Martín Guzmán en busca de avanzar en lo que resta para completar el acuerdo con el FMI.

A diferencia del jueves, del encuentro no participó el canciller Santiago Cafiero, quien tenía agenda pautada de antemano en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La tensión con Estados Unidos creció en la última semana, tras los dichos de Fernández en su gira, en la que frente al presidente ruso, Vladimir Putin, sostuvo: “Yo estoy empecinado en que la Argentina tiene que dejar de tener esa dependencia tan grande que tiene con el Fondo y con Estados Unidos”. Ese punto se sumó a diversos gestos durante la gira y otros comentarios que generaron mayor malestar con Washington, cuyo apoyo en las negociaciones con el FMI es reconocido en el propio gabinete.

Pese a los intentos del Gobierno por descalificar públicamente la información, en la conferencia de prensa de la portavoz, Gabriela Cerruti, puertas adentro de la Casa Rosada admitieron que existía el enojo que hizo trascender el Departamento de Estado, aunque aseguraron que no está en riesgo el acuerdo con el FMI.

Antony Blinken y Santiago Cafiero
Antony Blinken y Santiago Cafiero

Tras conocerse la información, en el Gobierno se activó un plan de contención que quedó en manos de Cafiero, Arguello, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Fue este último, el pasado viernes, quien intentó calmar los ánimos con el embajador estadounidense en Buenos Aires, Marc Stanley, cuando el Presidente se encontraba en China.

“Para nosotros es muy claro que no hay hipótesis de distanciamiento con Estados Unidos”, insistieron en busca de sumar tranquilidad. Tras lo que agregaron que la agenda con Rusia y China que lleva adelante el país “es muy pragmática y es en términos económicos”.

Consultados por este medio, distintos funcionarios coincidieron en reconocer y destacar el rol que jugaron los Estados Unidos en las negociaciones que terminaron destrabando un entendimiento con el FMI.

Desde el Departamento de Estado norteamericano expresaron su “preocupación” y malestar por las señales políticas y las declaraciones que marcaron la gira. “Hay amigos de la Argentina en el gobierno de Estados Unidos que trabajan muy duro para persuadir a los que son escépticos sobre el compromiso con la Argentina. La aparente falta de apreciación sobre lo que representa la crisis en Ucrania y los comentarios realizados hacen que este trabajo sea más duro”, señaló un alto funcionario de la administración de Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *