Categorías
Noticias Sociedad

Habilitan un nuevo paso internacional a Brasil, pero hay que hacer 100 km más

El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, anunció que desde este miércoles los turistas cuentan con un nuevo paso internacional para viajar a las playas del vecino país. La utilización del paso San Antonio-Santo Antonio do Sudoeste, implicará para los viajeros un recorrido de casi 100 kilómetros más para llegar a las playas del litoral Catarinense si optan por cruzar allí, en lugar de hacerlo por Bernardo de Irigoyen.

El nuevo status del paso podría beneficiar al comercio de San Antonio. La fuerte devaluación del peso es un imán para los compradores brasileños, que ahora podrán llegar desde otras ciudades vecinas en busca de productos argentinos.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, estuvo en el acto de apertura del paso y habló de un “momento histórico” para la integración regional. Sin embargo, por el momento las autoridades migratorias de Brasil anunciaron que tienen previsto realizar los trámites de lunes a sábado y con horario limitado: de 7 a 19.

El paso internacional de San Antonio funciona desde fines de la década del 80 pero sólo para el tráfico vecinal fronterizo. Los habitantes de ambas ciudades cruzaban sin necesidad de realizar los trámites migratorios porque Brasil nunca habilitó las oficinas de Migraciones, hasta este miércoles.

A partir de ahora, el puente que está sobre el río San Antonio será una alternativa para cruzar a Brasil cuando colapse el paso internacional de Bernardo de Irigoyen. Para llegar a San Antonio, los viajeros deberán transitar poco más de 30 kilómetros por la sinuosa ruta nacional 101; y una vez completados los trámites migratorios, retornar hasta Dionisio Cerqueira -está frente a Irigoyen- por la BR 163, y desde allí retomar el camino a las playas. Lo que se plantea como alternativa de cruce implica sumar al menos una hora más de viaje.

El anuncio de Scioli recibió numerosas críticas en las redes sociales. No fueron pocos los usuarios que repararon en los kilómetros extra que deberían hacer para llegar a destino, y reclamaron la modernización y mayor eficiencia por parte de la Dirección Nacional de Migraciones en los pasos terrestres. 

En Paso de los Libres y Santo Tomé, miles de argentinos tuvieron que soportar hasta seis horas para poder completar los trámites e ingresar al vecino país, rumbo a las playas del Estado de Santa Catarina. Los viajeros elogiaron el sistema de pre carga de datos con código QR de Migraciones de Brasil, lo cual agiliza notablemente los trámites del otro lado del río Uruguay.

Los turistas argentinos hicieron colapsar los principales balnearios del sur brasileño. Sólo a la isla de Florianópolis llegaron 76.500 en la primera quincena de enero y los operadores estiman que la temporada cerrará allí con unos 120.000 viajeros argentinos.

Misiones cuenta con varios vínculos físicos con Brasil: Paso Rosales, en el municipio de San Pedro; Bernardo de Irigoyen y Puerto Iguazú; pero también está la opción de cruzar por balsa en El Soberbio, Alba Posse y San Javier.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *