Categorías
Noticias Policiales

Rosario: mataron a un joven en la puerta de la cancha de Newell’s y dejaron un mensaje a la barra brava

Un crimen y un ataque de tinte mafioso tuvieron lugar en la noche de este miércoles en el departamento Rosario. Primero, asesinaron a un joven de 28 años de tres tiros en la puerta principal del Coloso Marcelo Bielsa, estadio de Newell’s, y al lado de la víctima –Lorenzo Altamirano– dejaron un papel cuyo contenido estaba dirigido a un preso de Los Monos que está sindicado como uno de los presuntos jefes de la barra brava leprosa. Minutos antes, dos personas en moto balearon un patrullero estacionado en el frente de una comisaría de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez y tiraron un cartel dirigido al mismo recluso que lidera el paravalancha rojinegro.

Pasadas las 22, mientras un grupo de socios de Newell’s cenaban en el sector del estadio donde están los parrilleros, frenó un auto negro –posiblemente un Renault Sandero–, bajó uno de los ocupantes e inmediatamente recibió tres tiros de una persona que estaba arriba del vehículo.

El fiscal Ademar Bianchini, que investiga el homicidio, ordenó medidas a la Agencia de Investigación Criminal para tratar de establecer si la víctima estaba secuestrada en el auto. Para eso, pidió relevar todas las cámaras de seguridad de la zona para identificar el auto usado y la ruta de fuga.

Los atacantes dejaron un mensaje a un jefe de la barra de Newell'sLos atacantes dejaron un mensaje a un jefe de la barra de Newell’s

Al lado del cuerpo de Altamirano, la Policía incautó un papel con el siguiente mensaje: “Damián Escobar, Leandro Vinardi y Gerardo Gomez, dejen de sacar chicos del club para tirar tiros en Rosario”. Los dos primeros nombres aludidos son referenciados a presuntos laderos del líder de Los Monos, Ariel Máximo “Guille” Cantero.

Vinardi, según investigaciones del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Acusación, es el presunto jefe de una célula de Los Monos que opera principalmente en Villa Gobernador Gálvez y en la zona sur de Rosario. Además, es uno de los encargados de regentear la barra brava de Newell’s.

No fue casualidad el lugar y el horario, ya que el crimen de Altamirano fue cometido frente a socios y parte de la barra que cenaban en las instalaciones del club. Y por si fuera poco, dejaron por escrito hacia quién estaba dirigido el ataque. El episodio ocurrió horas antes de que Newell´s debute como local en la Liga Profesional de Fútbol. El equipo que dirige Gabriel Heinze recibirá a Vélez mañana a las 20.

En este contexto, los socios del club se preguntan si esto puede provocar alguna medida de seguridad adicional, o incluso un veto de la asistencia de público al partido, ante el temor que provoca la interna de la barra.

La zona donde se produjo el crimenLa zona donde se produjo el crimen

Minutos después de la balacera, el Comando Radioeléctrico halló prendido fuego un Renault Sandero negro en barrio Bella Vista, a pocas cuadras del Coloso Marcelo Bielsa. El auto tenía pedido de captura por robo calificado y se investiga si es el mismo que se utilizó para cometer el homicidio.

Tiros a una comisaría de Villa Gobernador Gálvez

Casi en paralelo al taque en la sede del club, dos personas en moto atacaron a tiros un patrullero que estaba estacionado en inmediaciones de la Subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez y también dejaron un cartel alusivo a Vinardi.

El auto policial es un Ford Focus que estaba fuera de servicio y recibió siete disparos. “Nicolás Avalle, Leonardo Vinardi, dejen de sacar a los pibes del club a tirar tiros en Rosario”, decía el papel con errores de ortografía.

El ataque ocurrió en la noche del miércolesEl ataque ocurrió en la noche del miércoles

Por los dos hechos, que ocurrieron con pocos minutos de diferencia, circularon mensajes de Whatsapp en grupos de policías donde se pedía al personal de comisarías extremar las medidas de seguridad y a los agentes que estaban en la calle el uso obligatorio del chaleco antibalas.

El departamento Rosario acumula 27 homicidios dolosos en lo que va del año –24 en enero y 3 en febrero–, según el Observatorio de Seguridad Pública. El último ocurrió en la madrugada de este jueves en Avellaneda al 6600, en la zona sudoeste de Rosario, donde un joven de 26 años fue apuñalado después de una pelea con un hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *