Categorías
Noticias Sociedad

Qué buscan los veraneantes que eligen descansar en febrero en Mar del Plata

Se apagaron las bocinas estridentes de las fiestas electrónicas. Los after beach son excepción de fin de semana, hay más espacio y comodidad en la arena y el descanso prima ante la acción. Febrero le imprimió una pausa a esta temporada que se parte en mitades. La primera con un mes a extrema intensidad por altísima ocupación y grilla de actividades a ritmo frenético de jóvenes que marcaron diferencia. Esta segunda avanza a ritmo familiar, con alojamiento a mejor precio y los feriados de Carnaval a la vista como oportunidad de último gran pico de turistas de este verano.

Y por suerte reapareció el sol. Los que están aquí desde inicio de mes casi no habían podido disfrutar de la playa. Al menos como se debe. Abundaron los días grises, lluviosos y con viento. Al menos hasta hoy, por fin sin nubes a la vista y temperaturas moderadas, por encima de los 20 grados.

“Paramos en casa de familiares, venimos los fines de semana y los últimos dos fines de semana de enero fueron imposibles por la cantidad de gente y el punchi-punchi de las madrugadas en las playas”, destaca Ismael Benítez, de Capital Federal, que con su esposa e hijos supo lo difícil que es dormir en el barrio Alfar, vecino del epicentro de las principales fiestas electrónicas.

Esa zona, al igual que el frente costero que se extiende por la ruta 11 hasta Chapadmalal, se convirtió durante los últimos años en zona tomada por grupos juveniles, que buscan alojarse cerca de los paradores al sur del faro donde tienen eventos de día y de noche. El último gran espectáculo fue el domingo a la madrugada, con más de 15.000 personas bailando en la playa hasta las 7.

“Aprendimos la lección el año pasado cuando elegimos venir la última semana de enero y paramos en un complejo que estaba copado por pibes”, resume Alan, de La Plata, que con su esposa y dos niños pequeños buscaba tranquilidad cerca de Los Acantilados. “El lugar es ideal, ya sabemos que el momento para disfrutar de verdad es febrero”, explicó.

Recambio anticipado

El recambio turístico se dio en principio anticipado. Los que veranearon durante enero no esperaron el fin de mes y apagaron sus vacaciones el último fin de semana. El resultado fue un salto de mes a otro diluido, de transición y notorio repunte recién a partir de estas últimas horas.

“Afrontamos este fin de semana con 75% de ocupación promedio, que es bueno”, aseguró Jesús Osorno, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG), satisfecho con esta realidad, pero preocupado por el cierre de este mes, con una semana final corta e inmediata a los feriados de Carnaval con muy pocas expectativas. “Y enseguida arrancan las clases”, dijo para completar un panorama poco optimista para el último tramo del verano.

Surf con menos turismo, la costa se disfruta en febrero con más tranquilidad
Surf con menos turismo, la costa se disfruta en febrero con más tranquilidad

Juan, Aurora, Vanesa, Emilio, Santiago y María del Mar repiten destino y fecha del viaje que hicieron el año pasado, cuando las tres parejas se propusieron aprovechar beneficios del PreViaje y pasaron una semana en Mar del Plata. “En esta fecha hay mucho más para elegir, es mucho más accesible que enero y no hay que andar haciendo colas para ir a comer”, contaron mientras almorzaban en un parador de Playa Grande.

Los anuncios previos al inicio de temporada anticipaban, como es costumbre, valores de alquileres para febrero hasta un 30% por debajo de los logrados durante enero. Confirman que las rebajas ahora son superiores dado que ese valor de referencia fue más alto de lo esperado por la demanda en ese arranque de año con 1.500.000 turistas en Mar del Plata. “El mejor enero de la historia”, aseguran las autoridades locales.

En los distintos sectores de servicios tienen claro que la marcha de febrero será tranquila y que la demanda crecerá cada fin de semana, mucho más si acompaña el buen tiempo, convertido en variable central del turismo espontáneo. Así hasta la explosión que se espera entre el 18 y 21, con carnavales más tempranos que de costumbre y durante esas tardes y noches otra grilla fuerte de espectáculos y atracciones.

Se alquiló el 50% de lo que estaba publicado, y en relación a la misma época del año pasado estamos un 10 a 20% por debajo”, contó la titular de Constructora del Bosque, Silvia Melgarejo, sobre una realidad de Cariló en la que el gran volumen de movimiento lo aportan los propietarios, que ahora disfrutan de las viviendas de las que tomaron buena renta durante enero.

Mucho más venturoso es el panorama cuando se consulta sobre el fin de semana extralargo que llegará en poco más de diez días. “Hay muchísima consulta para esas cuatro jornadas por los feriados o también la última semana completa por el enduro”, explicó con referencia a la fecha del Mundial de Arena que tendrá en competencia a cientos de motos y cuatriciclos muy cerca, en Villa Gesell, entre los próximos 24 a 26. Un espectáculo consolidado como clásico que en cada edición moviliza a decenas de miles de fanáticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *