Categorías
Noticias Sociedad

Hotelería: vive una reactivación sostenida tras la peor crisis de la historia

La temporada estival comenzó en enero con un balance positivo en los destinos más posicionados, mientras que en febrero, seguramente, el pico de ocupación se dará durante el fin de semana largo de Carnaval. La actividad turística viene mostrando índices de reactivación sostenida, tras la peor crisis de su historia producto de la pandemia. Nuestra expectativa es continuar en este camino. Por eso, confiamos en que la IV edición del Previaje impulse la actividad de nuestro sector en temporada baja durante 2023.

Este programa fue vital para la reactivación de la economía y la generación de empleo en un contexto de emergencia. La hotelería y la gastronomía es un sector estratégico para el desarrollo del país, representa más del 3% del PBI, ocupa mano de obra intensiva que no puede ser reemplazada, genera desarrollo local y arraigo. Pero, además, el impacto fiscal del Previaje es casi neutro por la recaudación impositiva que representa, y porque fomenta la transparencia en el movimiento económico.

El turismo es la industria que más empleo privado formal viene generando en forma consecutiva. Las estadísticas del INDEC al tercer trimestre de 2022 muestran que nuestro sector ya recuperó la totalidad de los puestos de trabajo perdidos durante el período 2020-2021. Aun así, no recobró el nivel de actividad previo a la pandemia. Para 2023, proyectamos una recuperación anual del 10% con respecto a 2022. Comparando con 2019, el último año considerado “normal”, la hotelería y la gastronomía permanecería durante todo 2023 en un nivel inferior al 7%.

Con respecto a los precios, los veníamos ajustando siempre por debajo del promedio de la economía desde 2017 hasta la salida de la cuarentena en 2021, cuando la tendencia cambió y se comenzó a recuperar un poco el terreno perdido. En el actual contexto económico, hacemos grandes esfuerzos para equilibrar la operación en pos de conseguir o fidelizar huéspedes y clientes. Los empresarios de nuestro sector vienen teniendo una merma en su competitividad desde años anteriores a la pandemia. Por eso, insistimos en la importancia del Previaje para temporada baja.

Argentina posee una significativa oferta de alojamientos y recursos gastronómicos que generan una gran capacidad de atracción para viajeros, tanto nacionales como extranjeros. Nos adaptamos a los cambios de tendencias, muchos globales. Las estadías hoy son más cortas, el consumidor es más exigente, cuida más sus gastos. En gastronomía es más habitual que se compartan platos o que no pidan postre. Algunos mantienen las salidas, pero procuran hacerlo intentando buscar opciones más económicas. Este mismo comportamiento que venimos viendo a lo largo del año, se está repitiendo durante la temporada estival. Pero somos optimistas. Nuestro país tiene un enorme potencial, importantes posibilidades turísticas en toda su geografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *