Categorías
Noticias Política

De qué lado está? Aníbal se opone al envío de militares a Rosario que anunció Alberto

Aníbal Fernández expuso este jueves en la comisión de Seguridad Interior de Diputados y tuvo que aclarar que no baja los brazos pese a haber dicho que los narcos «ganaron» en Rosario, luego del ataque al comercio del suegro de Lionel Messi. Pero tomó distancia de la decisión de Alberto Fernández de enviar fuerzas armadas a Rosario para cumplir tareas logísticas.

«Yo no me rindo. Al contrario: peleo todos los días y no hemos perdido un sólo segundo», respondió ante las críticas del rosarino Federico Angelini, del PRO. 

Y si bien se alejó de las internas del gobierno, se diferenció de la decisión presidencial de enviar a la compañía de ingenieros de las fuerzas armadas a urbanizar los barrios populares de Rosario. «Nos parece inaceptable comprometer un cuerpo de combate de nuestro Ejército desarmados», le sugirió Ricardo López Murphy. «No tengo nada que ver con este tema y estoy más cerca de pensar como usted que otra cosa», respondió Aníbal.

En una breve rueda de prensa, el ministro ratificó sus dichos. «No estoy muy de acuerdo y nunca entendí cuál es el tema. ¿Van a participar ingenieros para mejorar el lugar? Me gustaría verlo un poco más. Estoy viejo para no decir las cosas cómo siento. No soy anti militar: soy hijo de un mecánico de la fuerza aérea argentina», aclaró. 

Este martes, en un inusual mensaje grabado, el Presidente anunció que junto con el refuerzo de gendarmes, enviaría como fuerza complementaria a la Compañía de Ingenieros del Ejército Argentino a los territorios más calientes Rosario «para que participe en la urbanización de barrios populares». Sería una tarea similar a la que ejercieron en la pandemia. El ministro de Seguridad no estaba muy al tanto. 

Por la noche, el ministro intentó aclarar sus dichos, que no hicieron más que mostrar la falta de coordinación del Gobierno.

«No entender, no significa no estar de acuerdo. Querer saber más no es un rechazo. Aclaré que no soy ‘antimilitar’. Soy hijo de un mecánico de la Fuerza Aérea. Para ser más concreto, acompaño la decisión del presidente de la Nación en la tarea del ejército en plan de viviendas», se rectificó. 

La exposición de Aníbal en Diputados se extendió por 5 horas y comenzó con un Power Point de casi una hora con los datos de su gestión en la que, por ejemplo, afirmó haber alcanzado una de las tasas de homicidio más bajas del mundo. «Son cifras europeas», destacó sin sonrojarse.

No estoy muy de acuerdo (con el envío de militares) y nunca entendí cuál es el tema. ¿Van a participar ingenieros para mejorar el lugar? Me gustaría verlo un poco más. Estoy viejo para no decir las cosas cómo siento. No soy anti militar: soy hijo de un mecánico de la Fuerza Aérea argentina.

«Está comparando con tiempos de pandemia. ¿Por qué no compara con 2019?», lo interrogó el jefe del Pro Cristian Ritondo. «Yo mido desde el momento que asumo y con el año anterior», respondió el ministro. «Este gobierno asumió el 10 de diciembre de 2019», respondió el diputado, que además le recriminó la falta de fuerzas federales en La Matanza.

Otra polémica por las estadísticas que exhibió el ministro fue la prioridad a Santa Fe en la inversión de seguridad interior, con el 50 por ciento del total. Sus cifras contrastan con los datos expuestos en la última sesión con el radical santafesino Juan Martín, quien los reiteró en la comisión.

«Surgen de un sistema nacional en el que intervienen las provincias. No hay nada que haga que fragüemos sobre lo que está sucediendo en Rosario», garantizó Aníbal.

Un rato más tarde, la rosarina Germana Figueroa Casas, del PRO, lo contradijo con datos de una fundación. «Necesito que no piense que ganaron los narcos. Yo tengo hijos, amigos y no la estamos pasando bien. Necesitamos que nos apoye. Yo doy clase en la facultad y la otra vez vino una chica que le acababan de robar y no pudo rendir. Sé que el robo es facultad de la provincia, pero la gendarmería da seguridad», relató con lágrimas en los ojos.

«No tenga duda que no nos vamos a mover de ese lugar. Y lo que dije (que los narcos habían ganado) fue con toda la mala leche del mundo, porque sino nadie presta atención. Dije: ‘Ché, hace 20 años que estamos con este tema'», intentó tranquilizarla.  

El ministro se lamentó porque la oposición se resistió a presenciar un mapeo de la presencia de las fuerzas de Seguridad en Rosario. «Una pena que no quieran conocer el trabajo que hacemos, para el que hay que meterse en los barrios. ¡Nosotros hemos detenido al hijo de Cantero!», dijo en referencia a uno de los capo narcos de Rosario.

Necesito que no piense que ganaron los narcos. Yo tengo hijos, amigos y no la estamos pasando bien. Necesitamos que nos apoye. Yo doy clase en la facultad y la otra vez vino una chica que le acababan de robar y no pudo rendir. Sé que el robo es facultad de la provincia, pero la gendarmería da seguridad.

También se cruzó con la oposición por señalar que hay 4093 efectivos de fuerzas federales en Rosario y 5834 en la provincia. «¿Pero cuántos incorporó usted?», lo increpó el rosarino José Núñez, del PRO. Aníbal no dio precisiones y los referentes del JxC creen que en sus cuentas hay personal estable en aeropuertos y puertos que no intervienen ante casos de narcotráfico. 

El ministro consideró que el narcotráfico en Rosario es un problema viejo y nunca intervino cuando tuvo otros cargos, porque nadie se lo pidió. 

«Recuerdo que el 11 de septiembre de 2013 balearon la casa del (entonces gobernador de Santa Fe Horacio) Bonfatti. Esa situación el dolor de cabeza venía de hace tiempo. Pero uno no puede entrar a la provincia si quiere. No tenía poderes supranacionales», recordó.

Un rato más tarde, la rosarina Germana Figueroa Casas, del PRO, lo contradijo con datos de una fundación. "Necesito que no piense que ganaron los narcos. Yo tengo hijos, amigos y no la estamos pasando bien. Necesitamos que nos apoye. Yo doy clase en la facultad y la otra vez vino una chica que le acababan de robar y no pudo rendir. Sé que el robo es facultad de la provincia, pero la gendarmería da seguridad", relató con lágrimas en los ojos."No tenga duda que no nos vamos a mover de ese lugar. Y lo que dije (que los narcos habían ganado) fue con toda la mala leche del mundo, porque sino nadie presta atención. Dije: 'Ché, hace 20 años que estamos con este tema'", intentó tranquilizarla.  Alberto admitió que las fuerzas federales en Rosario fueron insuficientes y suma al Ejército El ministro se lamentó porque la oposición se resistió a presenciar un mapeo de la presencia de las fuerzas de Seguridad en Rosario. "Una pena que no quieran conocer el trabajo que hacemos, para el que hay que meterse en los barrios. ¡Nosotros hemos detenido al hijo de Cantero!", dijo en referencia a uno de los capo narcos de Rosario.Necesito que no piense que ganaron los narcos. Yo tengo hijos, amigos y no la estamos pasando bien. Necesitamos que nos apoye. Yo doy clase en la facultad y la otra vez vino una chica que le acababan de robar y no pudo rendir. Sé que el robo es facultad de la provincia, pero la gendarmería da seguridad.También se cruzó con la oposición por señalar que hay 4093 efectivos de fuerzas federales en Rosario y 5834 en la provincia. "¿Pero cuántos incorporó usted?", lo increpó el rosarino José Núñez, del PRO. Aníbal no dio precisiones y los referentes del JxC creen que en sus cuentas hay personal estable en aeropuertos y puertos que no intervienen ante casos de narcotráfico. El ministro consideró que el narcotráfico en Rosario es un problema viejo y nunca intervino cuando tuvo otros cargos, porque nadie se lo pidió. "Recuerdo que el 11 de septiembre de 2013 balearon la casa del (entonces gobernador de Santa Fe Horacio) Bonfatti. Esa situación el dolor de cabeza venía de hace tiempo. Pero uno no puede entrar a la provincia si quiere. No tenía poderes supranacionales", recordó.El jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo. 

Aníbal reconoció que el área inteligencia criminal «es insuficiente» y admitió como un problema el manejo del negocio del narcotráfico desde las cárceles. «Es una realidad. Por eso allanamos las cárceles de Coronda y Piñeiro (ambas de Santa Fe)».

«En la última balacera que hubo al poder judicial nuestra gente los detuvo al segundo día. El autor intelectual está detenido en la cárcel de Rawson, que esta semana allanamos junto a la de Ezeiza y Marcos Paz». destacó. 

Antes de terminar la sesión tomó el guante el oficialista Roberto Mirabella, cercano a Omar Perotti. «El narcotráfico pone en riesgo la democracia argentina. No pueden seguir pasándose celulares desde las cárceles federales y organizando balaceras», advirtió. 

«No podemos no tener un servicio de inteligencia criminal dentro del servicio penitenciario, o seguir demorando la implementación del sistema acusatorio en los tribunales federales. Esto debería ser una política de Estado», cuestionó el diputado santafesino.    

No podemos no tener un servicio de inteligencia criminal dentro del servicio penitenciario, o seguir demorando la implementación del sistema acusatorio en los tribunales federales. Esto debería ser una política de Estado.

Aníbal destacó la necesidad de romper las redes de financiamiento del narcotráfico. «La Unidad de Información Financiera (UIF) tiene la posibilidad de querellar para seguir a los dólares. Porque la droga que se importa en Rosario, se paga en dólares. Y hay que pegar ahí, qué es dónde duele», afirmó. 

Otro cruce fue con los socialistas rosarinos, que no le dejaron pasar que mencionara a los ex gobernadores Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz cómo sus amigos. «La ex presidenta no recibió a Bonfatti en cuatro años», recordó Enrique Estevez.

 La ex intendenta de Rosario Mónica Fein dijo que los ex gobernadores pueden haberlo recibido «con la misma consideración que lo recibí yo. No la confunda con amistad. Y menos para alguien que murió esperando una vacuna que no llegó», recriminó, en alusión a  Lifschitz.

Fein contó que el ex secretario de Seguridad Sergio Berni llevó en su momento 2000 gendarmes al barrio Las Flores de Rosario para hacer un plan integral, pero no alcanzó. «Es inhumano que hablen de Rosario para pelearse con la Corte como hizo el Presidente en la apertura de sesiones. Es inhumano no tener un plan integral», cuestionó la diputada, quien contó que es informante voluntaria de la UIF sobre operaciones sospechosas de narcotráfico.  

La diputada socialista Mónica Fein.

Ante una consulta de Ritondo, Aníbal pidió a la oposición que trate la ley de lavado de activos, cajoneada en Diputados, y avaló los reclamos por acelerar el sistema acusatorio y nombrar jueces federales en Santa Fe, otras deudas parlamentarias.

López Murphy ratificó que pidió su renuncia y le preguntó si tiene miedo. «Yo le encaro a lo que venga», respondió el ministro.  

Como la mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio, el ex ministro de la Alianza hizo su pregunta y se fue. Sí se quedaron los rosarinos Figueroa Casas, Angelini y Núñez, todos del PRO. También permaneció Dolores Martínez, de Evolución radical, quien lo consultó sobre el aumento de femicidios.

El ministro propuso además una ley de decomiso de bienes y cuestionó las lanchas que compró Patricia Bullrich para patrullar y no se usan. 

Son una porquería (las lanchas que compró Patricia Bullrich). No sirven. Vino gente de Israel a plantear que quería cobrar. Les dije algo muy simple: están tiradas en Misiones, no navegan en el río y no navegan en el mar. Son como un libro sin tapa y sin hojas. 

«Son una porquería. No sirven. Vino gente de Israel a plantear que quería cobrar. Les dije algo muy simple: están tiradas en Misiones, no navegan en el río y no navegan en el mar. Son como un libro sin tapa y sin hojas. Nosotros hicimos un convenio con la Oficina Anticorrupción, que presentó una denuncia por esas licitaciones», relató.

Aníbal confirmó que compró 100 pistolas no letales, las Taser, rechazada por el kirchnerismo. «La justicia falló y la autorización va a otorgarse. Hemos tomado la decisión de comprar 100 Taser para que los grupos especiales entrenen: El GE1 y GE2», reveló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *