Categorías
Judiciales Noticias

Va a juicio oral el ginecólogo acusado de abuso sexual que sigue atendiendo pacientes

Un reconocido ginecólogo de la ciudad de Corrientes quedó a un paso de ser juzgado por abusar sexualmente de una paciente en su consultorio. Alejandro Gerardo Dahse, de 54 años, podría recibir una condena de hasta diez años de prisión porque se lo acusa de un abuso gravemente ultrajante.

Fue la Cámara de Apelaciones de Corrientes la que despejó el camino para que Dahse se siente en el banquillo de los acusados en los próximos meses. Lo hizo al rechazar un planteo de su defensa contra la elevación a juicio que realizó la jueza de Instrucción María Josefina González de Cabañas.

La magistrada fue quien investigó a Dahse y en junio del año pasado dispuso su procesamiento con prisión preventiva. El médico fue detenido pero cuatro meses después fue excarcelado y desde entonces sigue atendiendo en su consultorio.

El ginecólogo, que es dueño de una clínica y auditor de una obra social, está sospechado de abusar sexualmente de al menos 15 pacientes, de acuerdo con las denuncias públicas. Sin embargo, sólo dos mujeres realizaron la denuncia formal ante la Justicia en 2021.

De acuerdo con la presentación realizada por una de las víctimas, el hecho ocurrió el 26 de mayo de 2021 cuando la joven concurrió a una consulta ginecológica. En un primer momento el caso fue investigado como un abuso sexual simple, pero en base a las pruebas, la jueza agravó la imputación sobre Dahse y a mediados del año pasado lo procesó por abuso sexual gravemente ultrajante.

La abogada Sofía Domínguez, que representa a una de las víctimas, contó que por este hecho el médico podría recibir una condena de entre cuatro y diez años de prisión.

La segunda denuncia que pesa sobre Dahse se realizó en febrero del año pasado ante el Juzgado de Instrucción 3 y es por un abuso sexual con acceso carnal cometido en 2008 contra una menor de edad que ahora reside en Europa, sostuvo Domínguez.

Fueron 15 las mujeres que contaron en las redes sociales los ataques sexuales que sufrieron por parte del ginecólogo. Fueron después de un aborto, cuando concurrieron a un control de rutina o para hacerse estudios. Cualquier circunstancia era utilizada por el ahora detenido para anestesiarlas y dormirlas para cometer los abusos.

La mayoría de las víctimas optó por no judicializar esos hechos y eso explica por qué Dahse enfrenta sólo dos imputaciones hasta ahora.

Cuando dispuso el procesamiento, la jueza González de Cabañas sostuvo que “la versión que ofreció (la víctima) de los episodios vividos es de gran relevancia… cuya valoración es rendida bajo los principios que ya los expuse (credibilidad, persistencia y verosimilitud), siendo vigorizado por el informe psicológico en el que se afirma que no encontraron elementos que hagan pensar en componentes de construcciones de fantasías”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *