Categorías
Noticias Política

Martín Guzmán rompió el silencio y respondió las críticas del kirchnerismo

En el marco de debates al interior del Frente de Todos sobre cómo cumplimentar o no los objetivos del acuerdo con el FMI, el exministro de Economía, Martín Guzmán, sostuvo que el programa actual permite evitar la amortización de la deuda y apoyó a una recalibración de las metas.

«¿Qué quiere decir ‘romper el acuerdo con el FMI’? Hay que definir qué quiere decir eso. Si es recalibrar metas, en realidad no estás desconociendo nada porque está previsto en el acuerdo; si me decís no hablar más con el FMI sería otra historia», dijo en diálogo con el programa Toma y Daca.

En ese sentido, explicó que actualmente «no se está pagando en neto» la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional y que el Gobierno está «tirando para adelante la deuda», lo que permite «evitar la amortización de la deuda».

Guzmán, quien negoció las bases del programa vigente, remarcó que «hay un contexto desafiante a nivel internacional al que se le sumó la sequía«, y apuntó a que «todo el tiempo puede haber eventos que impliquen recalibrar ciertas metas. Está en el punto 11 del acuerdo».

La respuesta a Cristina Kirchner por la anécdota con el FMI

En su alocución en Río Negro hecha una semana atrás, Cristina Kirchner reveló que, en medio de las negociaciones con el FMI, el presidente del Banco Central Miguel Pesce le pidió apoyo para remover al entonces Ministro de Economía de las conversaciones con el organismo.

«Ella definió que no sea así y eso fue importante para avanzar hacia el acuerdo marco que aprobó el Congreso y que permite las revisiones cada 3 meses», admitió Guzmán.

El exministro de Economía, Martín Guzmán.

En otro segmento de la entrevista, el economista defendió las condiciones en las que negoció el acuerdo, en respuesta a los cuestionamientos públicos por parte de referentes del kirchnerismo como Máximo Kirchner. «Yo me fajé a muerte con el FMI por las tasas de interés», afirmó.

«El Fondo quería un aumento muy grande bajo la premisa de que eso iba a generar mayor estabilidad de precios, pero yo les decía que eso era fiscalmente insostenible porque iba a significar recortar otras inversiones clave para el desarrollo», agregó, para luego mostrarse a favor del apoyo político del espacio cristinista el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa.

El pedido de redistribuir los costos de la sequía

Las condiciones climatológicas implicarían una merma de los rindes productivos, con caídas de hasta u$s 20.000 millones para el sector agroexportador, según estimaron diferentes organismos. «Esto implica un costo en términos de capacidad de generación de divisas», aseguró Guzmán.

Ante eso, el exministro declaró que «el gran desafío de la política económica es distribuir los costos de la sequía de la forma más progresiva posible, cuidando a los segmentos más vulnerables».

En esa línea, dijo que siempre estará «disponible para colaborar con Alberto [Fernández]», a quien valoró por «lidiar con situaciones extremadamente difíciles y desafiantes».

En el último segmento de la entrevista, el economista contó que fundó un nuevo think tank llamado Suramericana, «que piensa a la Argentina desde el perononismo y con un principio de Justicia Social». «Quiero contribuir a que vivamos mejor», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *