Categorías
Economía Noticias

El comercio mundial se desacelerará en 2023 y afectará a Argentina

El crecimiento del comercio mundial se desacelerará a 1,7% en 2023, tras un aumento de 2,7% en 2022, según las proyecciones anuales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) publicadas este miércoles en su «Perspectivas y estadísticas del comercio mundial».

«Se espera que el ritmo de la expansión del comercio en 2023 aún sea deficiente, ahogado por las tensiones geopolíticas, la inseguridad alimentaria, la potencial inestabilidad financiera que proviene del endurecimiento de la política monetaria y el aumento de los niveles de deuda», advierte la OMC.

Los economistas de la OMC prevén ahora un crecimiento del volumen del comercio de 1,7% en 2023 -en alza con respecto a la estimación de 1% hecha en octubre-, aunque por debajo del 2,7% en 2022.

Según la OMC, un factor clave de esta mejoría es la flexibilización de los controles vinculados con la pandemia de covid-19 en China, que liberaría la demanda de consumo acumulada en el país y estimular así el comercio internacional.

Para este año se espera un crecimiento del PBI mundial de 2,4%.

Respecto del comercio mundial en 2022, el aumento del 2,7% anual fue inferior al 3,5% estimado en la revisión de octubre debido a la disminución intertrimestral por la desaceleración del crecimiento global. Entre los factores que frenar la evolución del comercio se destacan la inflación global de productos básicos, así como el endurecimiento de la política monetaria en respuesta a la inflación.

Según el Economista Jefe de la OMC, Ralph Ossa: “Los efectos persistentes de la Covid-19 y las crecientes tensiones geopolíticas fueron los principales factores que incidieron en el comercio y la producción en 2022, y es probable que en 2023 ocurra lo mismo. Las subidas de los tipos de interés en las economías avanzadas también han puesto de manifiesto deficiencias en los sistemas bancarios que, de no subsanarse, podrían dar lugar a una mayor inestabilidad financiera. Los Gobiernos y los organismos de reglamentación deben estar alerta frente a estos y otros riesgos financieros en los próximos meses.”

Para 2024, el crecimiento del comercio esperan que repunte hasta el 3,2%, y que el PIB crezca al 2,6%, pero esta estimación es más incierta de lo habitual debido a la presencia de importantes riesgos a la baja, incluidas las tensiones geopolíticas, las perturbaciones en el suministro de alimentos y la posibilidad de que el endurecimiento de la política monetaria tenga consecuencias imprevistas.

En el caso de las diferencias entre regiones, prevén que las exportaciones de Europa crezcan un 1,8% en 2023, mientras que las importaciones de Europa serán del 0,6% este año, menos de lo estimado anteriormente.

Esperan que América del Norte registre en 2023 el mayor crecimiento de las exportaciones de mercancías de todas las regiones de la OMC (3,3%), seguida por la Comunidad de Estados Independientes (2,8%), Asia (2,5%) y Europa (1,8%). Se prevé un crecimiento más débil de las exportaciones en Oriente Medio (0,9%) y América del Sur (0,3%), y una disminución de las exportaciones de mercancías de África (-1,4%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *