Categorías
Noticias Sociedad

La colectividad judía festeja el Pésaj y los cristianos se preparan para las Pascuas

Aunque con significados diferencias, judíos y cristianos celebrarán por estos días la pascua. La comunidad judía evocará desde el anochecer de este miércoles y durante ocho días en la diáspora (siete en Israel) el éxodo y la liberación del pueblo judío hace unos 3.200 años. Mientras que la comunidad cristiana conmemorará el domingo la resurrección de Cristo tras haber recordado en los últimos siete días su pasión y muerte en el marco de la Semana Santa.

“La pascua judía o Pésaj es la más antigua festividad hebrea ya que el primer Pésaj se festejó en el Egipto de los faraones. y la más antigua celebración religiosa de la cultura occidental”, señala Mario Cohen Mario Eduardo Cohen, presidente del Centro de Investigación y Difusión de la Cultura.

Es una de las celebraciones más coloridas y en el que el hogar judío es el protagonista central. La ceremonia central es hogareña y consiste en una doble cena festiva familiar (el primero y el segundo día) que tiene un orden establecido o Séder.

Es una celebración plena de simbolismos y se destaca la exigencia de comer matzá (pan sin levadura) para cumplir con el precepto bíblico que dice “siete días comeréis panes ázimos” (Ex. XII-15). Es que por la premura por salir de Egipto no dio tiempo a que el pan leudara.

Es en torno de la mesa hogareña en la celebración del Pésaj que en el comienzo dice el padre a su hijo, respecto de la matzá: “Éste es el pan de la aflicción que comieron nuestros padres en Egipto”. Y pregunta el niño: “¿Por qué esta noche es distinta de las demás?”, “¿Por qué esta noche no comemos pan, sino sólo matzá (de la esclavitud)?”. Responde su padre: “Porque siervos fuimos del faraón en Egipto y el Señor nos sacó de allí con mano firme y brazo extendido”. Y agrega con sentido solidario: “Todo aquel que tenga hambre que venga y celebre con nosotros”.

Agenda religiosa de Semana Santa

Por su parte, la Iglesia católica conmemoró el domingo pasado, denominado de Ramos, la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en medio del agitar de palmas. Este jueves empezarán los momentos culminantes de la Semana Santa con la evocación de la Última Cena de Jesús con los apóstoles.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario poli, oficiará la Misa Cristal a las 10 en la catedral metropolitana y a las 18,30 la Misa de la Cena del Señor en la que el celebrante lava los pies de doce personas imitando el gesto de Jesús.

El viernes se recuerda la muerte de Jesús en la cruz. Es el único día del año en que no se celebra la misa. A las 17 en la catedral metropolitana, el cardenal Poli oficiará la Liturgia de la Pasión y Muerte y a las 20 el tradicional Via Crucis en torno a la Plaza de Mayo.

El sábado a las 20,30, el cardenal Poli presidirá en la catedral la Solemne Vigilia Pascual. Y el domingo, a las 11,30, en el mismo templo, monseñor Joaquín Sucunza, obispo auxiliar de Buenos Aires, oficiará la Misa Pascual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *