Categorías
Noticias Política

Qué es el MPN, el partido que tuvo 60 años de dominio absoluto en la provincia de Neuquén

El Movimiento Popular Neuquino (MPN) llevaba más de 60 años como una máquina política invencible en la provincia de Neuquén. Fundado en 1961 como una versión local de peronismo, con la finalidad de saltarse la proscripción que regía sobre el PJ en todo el país, fue construyendo una hegemonía local alejado de la dinámica política nacional.

La figura clave en la historia del partido es uno de sus fundadores, Felipe Sapag, cuya familia de origen libanés mantuvo siempre una influencia decisiva en la política y la economía local, más allá de las líneas internas que surcaron la vida del MPN. Había sido concejal e intendente de Cutral-Có por el justicialismo antes de la caída de Juan Domingo Perón, en 1955. Luego ganaría cinco veces la gobernación.

Neuquén obtuvo su estatus de provincia a partir de una ley del Congreso sancionada en 1955 y que se puso en práctica en 1957. En 1958 se eligió el primer gobernador constitucional: con el peronismo proscripto, ganó el radical intransigente Ángel Edelman.

En el camino a la renovación de 1962, los dirigentes del peronismo local más un sector del sindicalismo petrolero empezaron a analizar opciones para competir por el poder. La mayoría de ellos alcanzaron un acuerdo para crear un partido que no adscribiera abiertamente al PJ ni sumara a Perón -entonces exiliado en España- entre sus autoridades, como había ocurrido en otras provincias.

El 4 de junio de 1961 se fundó el MPN en la casa de Amado Sapag, en Zapala. Sus hermanos Elías y Jorge asumieron roles decisivos, el primero como presidente del partido y el segundo como candidato a gobernador.

En las elecciones de 1962, Felipe Sapag se impuso con el 50% de los votos, a una distancia sideral del segundo (el radical intransigente Amado Majluf). Pero el golpe de Estado contra el presidente Arturo Frondizi le impidió asumir el cargo. Al año siguiente volvió a triunfar, en las elecciones que a nivel nacional le dieron la presidencia a Arturo Illia. El MPN de Sapag sacó el 60,9% de los votos para consagrarse gobernador. Siguió en el poder hasta 1966, cuando la denominada Revolución Argentina terminó con el gobierno de Illia e instauró el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía.

Sapag volvió al poder en 1970, como interventor federal, a raíz de una propuesta del propio Onganía. Ese hecho consolidó el dominio del MPN sobre la provincia, que se constató en las elecciones de 1973. Ese año fue un punto de inflexión en la historia del partido: Sapag rechazó la oferta de Perón de unificar su partido con el justicialismo. Ganó finalmente en una doble vuelta, en la que tuvo que enfrentar por primera vez al PJ.

Después de la dictadura (1976-1983), la restauración democrática volvió a mostrar el poder del MPN y de Felipe Sapag, que se impuso en las elecciones para la gobernación con el 55% de los votos. Su hermano Elías fue elegido senador nacional, cargo que ejerció durante 10 años, hasta su muerte. En 1987, Pedro Salvatori mantuvo la racha del MPN (ganó la gobernación con el 47% de los votos).

La llegada de Sobisch

Jorge Sobisch, en una imagen con Mauricio Macri de 2005
Jorge Sobisch, en una imagen con Mauricio Macri de 2005

Cuatro años después se impuso Jorge Sobisch, el primer dirigente del MPN que se atrevió a desafiar la hegemonía de la dinastía Sapag. Sería una de las figuras más relevantes del partido durante dos décadas, en las que gobernó tres períodos y llegó a tener una aventura fallida como candidato presidencial.

Felipe Sapag ganó otra vez la gobernación en 1995, con 78 años. Sobisch lo sucedió en 1999 y logró, fruto de una reciente reforma constitucional, la reelección en 2003.

La dinastía de los fundadores volvió al poder en 2007, de la mano de Jorge Sapag, hijo de Elías y sobrino de Felipe. Gobernó dos períodos, hasta 2015. Una de sus hermanas, Alma, fue diputada nacional y otra, Luz María, ya fallecida, fue senadora e intendenta de San Martín de los Andes. Su sobrina Lucila Crexell es actualmente senadora por el MPN.

Omar Gutiérrez, Sergio Massa y Eduardo "Wado" de Pedro, en Neuquén
Omar Gutiérrez, Sergio Massa y Eduardo «Wado» de Pedro, en Neuquén

La lista azul -el sector que lidera Jorge Sapag- impuso al sucesor en el poder provincial, Omar Gutiérrez, en 2015. Sigue en el poder, aunque ahora es desafiado por otro sector surgido del MPN y que lidera el diputado nacional Rolando Figueroa (exvicegobernador de Gutiérrez). Este dirigente se impuso en las internas de 2021 sobre el oficialismo, pero para la renovación de gobernador decidió salir del partido y formar una coalición propia.

El MPN es el partido neuquino con mayor cantidad de afiliados con casi 100.000. Desde los años 70 mantiene una política de relativa neutralidad en las disputadas de poder nacionales: sus líderes suelen mantener buenas relaciones con la Casa Rosada, pero negocian ley por ley en el Congreso Nacional a la hora de votar leyes de relevancia.

Desde el descubrimiento del yacimiento de Vaca Muerta, creció el peso de la provincia en las discusiones de poder y eso incrementó la tendencia a manejarse con autonomía de las coaliciones que se disputan el poder nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *