Categorías
Noticias Sociedad

Menos pesos en la calle y más dólares fuera del colchón, la nueva fase del plan Milei

El presidente Javier Milei prepara la emisión cero, para secar los pesos y evitar corridas, y que la gente saque los dólares del colchón para afrontar sus gastos corrientes, como un primer paso obligado para una dolarización de hecho y como manera de evitar la inflación y la suba del dólar. La idea es disruptiva y polémica como estrategia.

Milei está pensando en esa salida desde que comenzó su gestión. Es parte del «plan licuadora» para bajar el déficit fiscal, alcanzar superávit financiero y de ese modo bajar la inflación.

«Si, Milei quiere que toda la clase media comience a sacar los dólares del colchón, las cajas de seguridad o los traigan de afuera. Se estima que los argentinos tienen 400 mil millones de dólares», señaló a una fuente oficial.

En tanto, un vocero oficial de Milei explicó: «Entiendo que en un proceso de dólar estable y alta inflación, el dólar pierde poder adquisitivo. No es negocio encanutarlo. Entiendo que lo dice en ese sentido».

Ese «Plan Colchón» implica que en los primeros cuatro meses de gestión la inflación acumulada habrá sido de 90% y habrá licuado ingresos de la clase media, salarios y jubilaciones. De ese modo, muchas familias y Pymes se verán obligadas a afrontar sus gastos corrientes con los dólares del colchón porque no tienen pesos. Algo que en rigor ocurre desde hace varios meses, incluso en el gobierno de Alberto Fernández.

Ahora Milei lo puso en palabras durante el Foro Económico Latinoamericano en el hotel Four Seasons este martes. «Vamos a dejar un mínimo de pesos en circulación y el proceso de remonetización de la economía tendrá que darse sacando plata del colchón», dijo Milei ante el auditorio.

«El Presidente está hablando de sacar la plata del colchón y esto es dirigirle la vida a la gente, pero esto tiene un sentido más profundo que hay que ver si sale o no sale», dijo un economista bien informado por Balcarce 50.

Milei tiene la lectura de que cada vez que aumenta la cantidad de pesos por crecimiento de la economía, ante una época de bonanza, el Banco Central tiene que emitir pesos para que la economía se mueva según la demanda de dinero para las transacciones de bienes y servicios.

Pero cuando el ciclo de dos años se termina, todos los actores económicos salen a buscar dólares y cuando eso pasa hay una corrida cambiaria y el dólar pega un salto.

«Esto ocurre por más de que el Banco Central tenga reservas, como le pasó a Mauricio Macri, que tenía un monton de reservas y vendió 2.000 millones y voló todo por el aire. Tenés que tener 400 mil palos como tiene Brasil, no 10 o 20 mil millones, como tiene la Argentina», señaló el analista.

«Entonces como no alcanza la única idea que tiene Milei es que no haya pesos, dolarizar de hecho, al no emitir más pesos, como no hay corrida cambiaria porque no hay combustible para correr contra el dólar, entonces los dólares que van entrando por la cosecha y exportaciones no los compra el BCRA y entonces empiezan a circular. Si le sale o no dependerá de cómo le va a la economía y si hay crecimiento para sostener el dólar», señaló la fuente oficial.

El economista liberal Diego Giacomini, ex socio de Milei, reaccionó este miércoles en la red X y señaló: «#YoTeAvise muchas veces, lo vengo haciendo hace 3 meses. Acá tenes un video abajo en el cual te explicaba lo que ayer confesó el burócrata que no es tu representante (como explica el liberalismo radical). Si lo fuera, podrías impedir que hiciera cosas contra vos; y no podes», dijo.

Milei confirmó que se frenará la emisión de pesos y sugirió a la gente que saque sus dólares del colchón. Y explicó que el proceso de «remonetización», típico de economías en fase de recuperación, no se daría esta vez por una expansión del dinero en circulación en pesos, sino en divisas. El Presidente descartó que se vaya a acelerar la devaluación del tipo de cambio oficial.

Esta estrategia se pondría en marcha para el momento de salida del cepo para lo cual Milei espera un desembolso de 15.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional que gestiona el ministro de Economía, Luis «Toto» Caputo. Sin embargo, no existen precisiones sobre cuándo podría ocurrir, ante la necesidad de seguir acumulando reservas y al mismo tiempo de seguir disminuyendo el exceso de pesos que tiene la economía.

La idea es dejar de emitir pesos para financiar al Tesoro en sus gastos corrientes, lo cual quedaría prohibido por una ley que aplicaría una pena similar a la de los delitos de lesa humanidad. También se cortarían otros mecanismos como pagar los pasivos remunerados que emite el BCRA.

Ni siquiera en momentos de mayor actividad se expandirá la cantidad de pesos, como responde el Banco Central a la demanda de dinero. Como se mantendría el nivel de la base monetaria se buscaría promover las transacciones en dólares.

El aspecto delicado o polémico consiste en que los ciudadanos usan los pesos de sus ingresos para todos sus gastos corrientes y sólo recurren a sus dólares en las cajas de seguridad, en las cajas de ahorro o en los plazos fijos si tienen que hacer frente a gastos que exceden sus ingresos. Lo cual equivale a asumir que Milei busca que los argentinos vayan desahorrando y se descapitalicen y no inviertan.

En realidad, esta es la siguiente fase y controvertida del plan «licuadora y motosierra» de Javier Milei: para consolidar la estabilización, se busca que los argentinos que ahorraron en dólares saquen sus billetes verdes debajo del colchón y los vendan en el mercado paralelo, incluso si la motivación para esa venta fuera una fuerte caída del salario real.

Como los ahorristas cambian sus dólares en las casas de cambio, luego el Banco Central se hace de esos dólares cuando emite pesos para comprar divisas. Y así los dólares terminarían en manos del Estado, el mismo Estado al cual Milei no le quiere reconocer ninguna injerencia en la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *