Categorías
Noticias Política

Juliana Di Tullio apuntó contra los senadores que niegan haber votado la suba de sus sueldos

Juliana Di Tullio, senadora y referente de Unión por la Patria (UxP), desmintió a los senadores que negaron haber aprobado la suba de sus sueldos y justificó la votación, alegando que “la política dejó de ser potestad de las élites”. Así lo plasmó a través de un hilo en su cuenta de X (ex Twitter), donde sostuvo: “Todos los presentes votamos a favor de la actualización de dietas”.

La titular del principal bloque opositor publicó su descargo luego de que legisladores del PRO negaran haber apoyado la medida y que el presidente Javier Milei publicara un tuit en el que aseguraba que los siete senadores libertarios no votaron a favor del incremento salarial.

“Los únicos 7 que votaron en contra son los senadores de La Libertad Avanza”, escribió el primer mandatario en Twitter, y agregó que en las elecciones de medio término del año próximo LLA se impondrá con comodidad: “El 2025 será paliza histórica”.

Ante estas afirmaciones, Di Tullio aseguró: “Todos los senadores y senadoras de la Nación de todos los bloques políticos que estuvimos presentes votamos a favor de la actualización de las dietas, incluso los que dicen que no lo hicieron o ahora quieren rechazarlo”.

A su vez, enfatizó en que “no es verdad que se votó en secreto y para que no quede registro” y detalló que se emitió el sufragio “como lo establecen los artículos 205 y 212 del Reglamento del Senado”. Estas legislaciones establecen que se puede votar “por signos”, que consiste en “ponerse de pie o levantar la mano”, y que los senadores «tienen el derecho a pedir la consignación de su voto en el acta y en el diario de sesiones».

Victoria Villarruel en la sesión de la polémica

En otro de los tuits, la senadora justificó la decisión e indicó cuál es la incidencia del presupuesto en el gasto público. “El presupuesto de todo el poder legislativo nacional (Cámara de Diputados y Cámara de Senadores), incluidos los sueldos del personal administrativo, implican un 0,34% del presupuesto nacional”, afirmó.

En este sentido, Di Tullio alegó: “Defiendo al Poder Legislativo, su función, su representación, sus miembros y su remuneración porque hace muchos años que la política dejó de ser potestad de las élites”.

Además, en rechazo a los legisladores que negaron haber votado a favor de la suba a las dietas, mencionó: “Como presidenta de bloque, lo que no puedo defender es la hipocresía de algunos senadores que aceptaron en todas las instancias formales su aprobación y ahora fingen demencia”.

Por último, la presidenta del principal bloque opositor sostuvo: “Que el Poder Ejecutivo mande su ejército de trolls a atacar al Poder Legislativo por la dieta de 72 senadores y senadoras, solo confirma el desprecio que este gobierno tiene por la vida democrática de la República”.

El Senado de la Nación aprobó este miércoles a mano alzada, sin debate, un acuerdo por el cual se aumentaban las dietas de todos los legisladores. En el último minuto de la sesión el senador Juan Carlos Romero propuso votar sobre tablas, en concordancia con otros bloques, el proyecto de resolución 615/24 (del que nunca se mencionó su contenido) y los legisladores sufragaron “por signos”

De esta manera, y según pudo saber Noticias Argentinas, el sueldo en mano de los senadores nacionales pasaría de 1,7 a 4 millones de pesos. Algunos representantes provinciales explicaron que el ascenso del vocero presidencial, Manuel Adorni, como Secretario de Estado e incipiente aumento en su sueldo motorizaron la movida en el recinto senatorial.

Sin embargo, para que no trascendiera la propuesta y así evitar cuestionamientos previos tanto por parte de la prensa como del Gobierno, los principales senadores de las bancadas acordaron no dar a conocer la iniciativa. Por ese motivo, en la reunión de Labor Parlamentaria, habrían acordado que la votación en el recinto sea hacia el final del debate.

Sumado a esto, habrían pretendido votar el texto sobre tablas, por lo cual no figuraría en el temario de la sesión y sería mencionado por su número en la orden del día, sin más precisiones, para que pasara desapercibido.

Finalmente, votaron la iniciativa por su número y en medio de la aprobación de otros proyectos de ley para que pase inadvertida. La acción se da a poco más de un mes de que Victoria Villarruel, presidenta del Senado, diera marcha con los aumentos convalidados por paritaria, en diciembre pasado, y que había provocado chispazos entre la oficina presidencial y la vicepresidenta.

Villarruel defendió este nuevo aumento alegando que “es perfectamente legal y no tenía herramientas para frenarlo”. Asimismo, enfatizó en que “los senadores de todos los bloques acordaron un aumento de salario”, en contraposición a lo dicho por Milei y en sintonía con lo expresado por Di Tullio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *