Categorías
Noticias Política

Las universidades dicen que el «acuerdo» del gobierno es una trampa

El comunicado lanzado por el gobierno el jueves a última hora anunciando una «propuesta consensuada» con universidades para el aumento de partidas, generó fuerte malestar en el Consejo Interuniversitario Nacional, donde salieron rápidamente a desmentir un acuerdo y no dudan de que se trató de una trampa del Ejecutivo para pinchar la marcha del 23.

Más allá de la bronca que generó esa movida, a la que algunos rectores consultados definieron como «falaz», el rechazo también aparece a la hora de analizar el aumento anunciado.

«Luego de la supuesta propuesta del gobierno, el recorte presupuestario de gastos de funcionamiento en la UBA es del 61%», expuso en X el vicerrector de la UBA, Emiliano Yacobitti, que detalló que un 70% de aumento para marzo y otro 70% para mayo, no retroactivos, «implican una actualización anualizada de sólo el 105% frente a una inflación promedio de 300% en el rubro de gastos de funcionamiento».

Además, en las universidades destacan que esa oferta solo refiere a un ítem minoritario en sus presupuestos. «Cada 100 pesos del presupuesto universitario, 10 van a gastos de funcionamiento y 90 se van en sueldos. Y el problema es que la paritaria no está funcionando por decisión unilateral del Ejecutivo», dijo el rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Alfredo Lazzaretti.

Más allá de eso, el rector marplatense cuestionó que el Gobierno haya ofrecido otro 70% a mayo, cuando aún no efectivizó la propuesta para marzo. «Mal podemos especular con el pago de otro aumento si no se ha pagado el primero», acusó.

Ante eso, Lazzaretti limitó los anuncios del Ejecutivo a una reacción que se da en la antesala a «una marcha que va a tener una participación importante, no solo de la comunidad universitaria, sino de otros sectores que se solidarizaron con nuestro reclamo».

En esa línea también fue el rector de la Universidad Nacional Guillermo Brown, Pablo Domenichini, que expresó: «Los rectores estamos prestos al diálogo pero de ninguna manera están dadas las condiciones para charlar antes del martes».

Al destacar que el anuncio del Gobierno fue «unilateral», acusó: «Es falaz la aseveración del comunicado del Ministerio de Capital Humano cuando dice que hubo acuerdo».

Domenichini dijo que el ajuste «está impactando de manera muy severa» en el funcionamiento de su universidad y advirtió que, si esto no se revierte, «no va a alcanzar para pagar tarifas con los aumentos que estamos teniendo o para resolver algún problema de infraestructura, hasta tener que llegar al límite de tener que cerrar nuestras puertas».

Más allá de eso, el rector de la UNaB consideró que la masiva adhesión que viene sumando la marcha del 23 desde distintas expresiones de la sociedad «lo que hace es que el Gobierno esté cambiando la mirada».

En las últimas horas hubo llamadas desde la cartera educativa a rectores convocando a una reunión el 30 de abril para discutir una propuesta. Como fuere, nada modifica la decisión de realizar la marcha el próximo martes.

«Eso nunca estuvo en duda. Será una movilización histórica», aseguran en distintas universidades, donde ya tienen aceitada la coordinación con movimientos sociales y sindicales que se sumarán a las marchas en distintos puntos del país donde se distribuyen las 57 universidades nacionales.

Mal podemos especular con el pago de otro aumento si no se ha pagado el primero. 

Los rectores adelantan que la oferta dada a conocer por Pettovello «es inviable» y que, además de exigir que se eleven los montos de lo propuesto para gastos de funcionamiento, se habilite «una discusión paritaria en serio».

A eso, le suman la necesidad de discutir la actualización en el monto de becas a estudiantes, la reactivación de programas de promoción de ciencia y tecnología, además de las obras que se estaban llevando adelante en las universidades.

«El Gobierno no pagó un solo certificado de obra desde el 10 de diciembre, incluso aquellas que contaban con crédito internacional», señaló Lazzaretti.

Saben que, para la discusión, contarán con la masiva foto del 23. Ya con las acciones previas consideran que «el Gobierno ya reconoce el ajuste que quería hacer, cuando arrancó diciendo que no había ningún ajuste».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *