Categorías
Noticias Política

Llegan los primeros alimentos importados y el Gobierno espera que aceleren la baja de la inflación

Hace un mes, el Gobierno nacional anunció la apertura de importaciones para productos de la canasta básica al señalar que se detectaron «subas de precios por encima de la inflación». La medida fue implementada a través de una Comunicación del Banco Central que dispuso facilidades para el acceso de divisas a 150 productos de la canasta básica. Al mismo tiempo se le sumó AFIP suspendiendo pago de impuestos por esas importaciones. ¿Pero qué se sabe hasta el momento?

Si bien ya había productos importados en las góndolas previo al anuncio del Gobierno, el dato es que comenzaron a llegar en mayor cantidad en un primer tramo de la apuesta principalmente de países de la región como Brasil y Uruguay.

Según lo que pudo averiguar Ámbito los precios hay para todos los gustos: si bien algunos compiten casi a un valor similar a la de los productos locales, otros sobre todo los más gourmet tienen diferencias de precio de hasta el 15%.

La Secretaria de Comercio que ya viene trabajando con la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, busca ampliar la oferta para evitar la cartelización y fortalecer la competencia. Si bien se busca que esto termine impactando en los precios y por ende en la inflación, muchos sectores, sobre todo las pymes, ven su trabajo en jaque.

Según un comunicado reciente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), «abrir las fronteras para que haya inundación de productos terminados sólo tiene un efecto real: importamos trabajo de países que sí apuestan a la industria, lo que implica que eliminaremos el salario local, el empleo y también las pymes» y solicitaron regulación en el comercio exterior para evitar una apertura indiscriminada.

Según fuentes del sector, los primeros productos que ingresaron responden a las grandes cadenas de supermercados y productores de alimentos más importantes. «Los supermercados PyMEs no lo están haciendo y no creo que lo hagan. No tienen experiencia ni estructura para hacerlo. La llegada masiva va a tardar unos meses», explicaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *