Categorías
Noticias

Por qué el 11 de abril de 1954 fue el día más aburrido del siglo XX?

Del mismo modo que se han impreso en letras de molde titulares sobre jornadas que quedaron en la historia por la importancia que tuvieron para la Humanidad, al 11 de abril de 1954 le han colgado la medalla de haber sido el día más aburrido del siglo XX, y con fundamentos académicos de enorme prestigio que explican el por qué.

De acuerdo a un estudio realizado por científicos de la Universidad de Cambridge, aquel domingo 11 de abril fue catalogado como el día más aburrido del siglo XX. Para tratar de entender la raíz de dicho razonamiento, el repaso por la tapa del Diario Clarín de la jornada siguiente puede echar luz a semejante calificación.

En su tapa del lunes 12 de abril de 1954, Clarín informó que “fue desbaratada la ruda ofensiva vietnamita”, la guerrilla creada para luchar por la independencia de Vietnam de la ocupación de Francia y que se lo relacionó con el germen que años más tarde motivó el nacimiento del Vietcong.

La tapa del Diario Clarín del 12 de abril de 1954, que traía las noticias del día más aburrido del siglo XX.

La tapa del Diario Clarín del 12 de abril de 1954, que traía las noticias del día más aburrido del siglo XX.

También anunció que “triunfó el socialismo en las elecciones de Bélgica” y, en el plano deportivo, que “Independiente venció a Boca” y de esa forma se convertía en el único puntero del campeonato de Primera División de la Argentina”.

El día más aburrido del siglo XX

La triste calificación que recibió el 11 de abril de 1954 es una conclusión a la que llegó un programa informático desarrollado por especialistas de la Universidad de Cambridge. El informe fue realizado en 2010, cuando por entonces el algoritmo se llamaba True Knowledge; en la actualidad, esa aplicación forma parte del universo de Alexa, el sistema de inteligencia artificial creado por Amazon, e incluso ya tiene otro nombre, Evi.

El algoritmo fue desarrollado por William Tunstall-Pedoe, quien introdujo en el programa los datos de 300 millones de eventos importantes ocurridos en el siglo XX sobre los que hay información en internet. Estos acontecimientos incluían el nombre de “personas, lugares, negocios y eventos” que aparecían en las noticias.

De ese modo, determinó la importancia y la jerarquía de cada día en función de cuántos hiperenlaces llevaban las piezas informativas correspondientes a cada día. Y fue el 11 de abril de 1954 el único que no tenía nada reseñable entre las 36.526 jornadas que tuvo el siglo XX.

William Tunstall-Pedoe, el creador del programa que le dio el título al 11 de abril de 1954.

William Tunstall-Pedoe, el creador del programa que le dio el título al 11 de abril de 1954.

William Tunstall-Pedoe, creador del sistema informático, resumió que «cuando los resultados llegaron de vuelta, el ganador fue el 11 de abril de 1954, un domingo», porque “nadie destacable murió ese día, ni ningún evento importante tuvo lugar, y, aunque cualquier típico día del siglo XX tuvo varios nacimientos de gente ilustre, por alguna razón ese día sólo podría reclamar esa categoría Abdullah Atalar, un académico turco».

Pese al aburrimiento que rodea el 11 de abril de 1954, finalmente ese día terminó convirtiéndose en noticia, de acuerdo al análisis del propio Tunstall-Pedoe: «La ironía es que, habiendo hecho el cálculo, el día es interesante por ser excepcionalmente aburrido». Incluso, en la Wikipedia ya lo tiene consignado como tal en su reseña histórica del día 11 de abril.

Pero la conclusión científica de este académico de Cambridge tiene sus refutaciones. Según la BBC, el día más aburrido del siglo XX le pertenece al 18 de abril de 1930. Se basa en los propios comentarios aparecidos en la emisora de radio británica; por ejemplo, en el boletín de las 6.30 de la mañana, el locutor dijo al aire: «No hay noticias».

Algunos expertos contradicen de todos modos la teoría de la BBC y afirman que aquel día de 1930 no puede considerarse tan aburrido. El primer cardenal latinoamericano de la Historia, Joaquim Arcoverde de Albuquerque Cavalcanti, murió precisamente ese 18 de abril.

El programa que definió el día más aburrido hoy le pertenece a Amazon. (Reuters)

El programa que definió el día más aburrido hoy le pertenece a Amazon

De todos modos, pareciera que el atributo de día más aburrido del siglo XX no se lo quita nadie al mencionado 11 de abril. Dos años después de difundido el estudio, que le permitió a True Knowledge (significa “conocimiento verdadero” en inglés) hacerse conocido, su creador le vendió la patente del programa a la empresa Amazon a cambio de 26 millones de dólares.

“Evi, una compañía de Amazon, fue fundada en 2005 bajo el nombre True Knowledge. El equipo comenzó con la misión de hacer posible el acceso al conocimiento del mundo simplemente solicitando información utilizando lenguaje natural. Hoy, Evi es una parte integral de Amazon Alexa”, es el texto que figura cuando se ingresa al dominio evi.com.

De hecho, Tunstall-Pedoe se integró a Amazon cuando el gigante de Jeff Bezos absorbió su pequeño emprendimiento, y trabajó allí hasta 2016, cuando decidió emprender el camino independiente./Clarin

Categorías
Noticias

Educación: más Sarmiento; menos Boudou

ADomingo Faustino Sarmiento lo desvelaba una sola cosa: educación para todos y no solo para la elite, una idea revolucionaria para la época. Viajó a Europa y apreció los sistemas educativos de distintos países, pero ninguno le terminó de cerrar: solo se instruían las clases más acomodadas. Por eso se maravilló en los Estados Unidos cuando vio con sus propios ojos que allí ya se impartía la instrucción básica a todo nivel.

Entusiasta por acelerar los pasos para implementar un sistema similar en nuestro país se propuso importar una red de docentes norteamericanos de calidad, en su mayoría mujeres (otro gesto de precursora modernidad para aquellos tiempos) para abrir aquí colegios nacionales y normales; también escuelas agrícolas y técnicas.

Era una época sin antibióticos y con tratamientos médicos precarios y aun siendo extranjeras fueron corajudas y no se amilanaron frente a la letal epidemia de fiebre amarilla para rehuir de sus tareas al frente de las aulas, incluso una de ellas murió por la enfermedad.

¿Qué dirían esas abnegadas maestras que dejaron atrás la comodidad de su país para venir a uno tan lejano, desconocido y atrasado como era la entonces incipiente Argentina, corriendo serios peligros sanitarios y de otro tipo, de haber podido observar cómo nuestro país se privó durante un ciclo lectivo completo de clases presenciales con la excusa de la pandemia?

Reticencia gremial que sigue en pie con paros intermitentes (cada vez menos acatados), a pesar de que en el comunicado de ministros de las 24 jurisdicciones educativas del país con el titular nacional de Educación, Nicolás Trotta, el martes último, se ratificó, no obstante el actual contexto de crecimiento de casos de Covid, continuar sosteniendo la presencialidad en las aulas.

Boudou el día que tuvo que declarar en el juicio
Boudou el día que tuvo que declarar en el juicio

Allí se consignó que sobre 5926 establecimientos activos, los casos positivos en 1.429.190 estudiantes llega apenas al 0,16%, en tanto que alcanza al 1,03% de 214.850 docentes y no docentes, señal de que los recaudos y protocolos implementados están dando resultados para seguir prestando tan vital servicio sin que los contagios se disparen. Una cosa es suspender temporalmente las clases, como ahora mismo sucede en Uruguay, y otra muy distinta es pretender eternizarse en la ausencia permanente de la presencialidad sin considerar sus devastadores efectos sobre los chicos. Utilizan el argumento falaz de que con la virtualidad alcanza, concepto escandalosamente elitista en materia económica y cultural porque perjudica a los más pobres, que, de mínima, tienen problemas de conectividad. Pero que también daña particularmente a las madres, que ven así alterada su vida laboral y personal. Una paradoja difícil de entender ya que los sectores más humildes y las cuestiones de género suelen ser banderas muy agitadas, al menos retóricamente, por los mismos grupos que se empecinan en querer cerrar las escuelas.

Pero volvamos a Sarmiento: da miedo de solo pensar cómo habría fruncido su clásico ceño de haberse enterado de que la prestigiosa Universidad de Buenos Aires ha cursado una invitación a disertar nada menos que a un condenado por la Justicia en todas las instancias (16 jueces, incluyendo a los miembros de la Corte Suprema) por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho. Se trata del exvicepresidente Amado Boudou, sentenciado por una causa iniciada mucho antes de la invención del lawfare.

No es nueva la creciente contaminación ideológica en cátedras y bibliografías en ciertas facultades de la UBA, especialmente en las carreras humanistas. En el pasado, la amplitud del docente que dictaba clases estaba muy por encima de su propia ideología, lo que implicaba un necesario esfuerzo por intentar alguna neutralidad, no en el espíritu crítico tan necesario de desarrollar en el alumnado, pero sí en dejar a un costado la militancia dura y el panfletismo fácil. Ya el título del seminario en el que se anuncia la intervención de Boudou (obviamente virtual, ya que purga su pena desde hace un tiempo en prisión domiciliaria) tiene una inducción burda y bestial: “El periodismo argentino en su laberinto: guerra mediática y jurídica, operaciones políticas, noticias falsas y otras delicias de la independencia”.

Los titulares de la cátedra que planificaron la presentación estelar del exvice alegan que los convictos tienen derecho a expresarse. Pero ¿sobre su propio fallo en firme y definitivo, y con el afán “didáctico” de contradecirlo?

Las autoridades de la UBA enarbolan ahora la inmaculada libertad de cátedra. ¿Será la misma que el año pasado impidió la disertación del exjuez y exministro brasileño Sergio Moro, aun no siendo presidiario de ninguna especie, en la Facultad de Derecho? ¡Vamos, señores, somos todos grandes!

Por: Pablo Sirvén/Lanacion

Categorías
Noticias

El Estado Maternal

En mayo de 2020, la Jefatura de Gabinete publicó El futuro después del Covid, donde la antropóloga Rita Segato ponderaba el “Estado maternal” de Alberto Fernández, que había dictado la cuarentena temprana en marzo y puesto el cuidado de las familias como prioridad. Aunque buscaba oponer maternal a patriarcal, elevándolo a un nuevo orden feminista, sin advertirlo Segato propuso un esquema psicológico que explicaría muchas acciones y perversiones posteriores del Gobierno.

No era la primera vez que la novedad de Alberto aparecía asociada a una primacía femenina. El coqueteo con una feminización presidencial ya estaba presente en el “volveremos mujeres” (el cuidado lapsus con el que Alberto festejó el triunfo, indicando a su vez que no volverían mejores), y también en otra lectura, abundante en el análisis político, donde Alberto es caracterizado como el receptor pasivo, femenino, del fecundo vigor electoral de la vicepresidenta. En su faceta presidencial, Alberto siempre jugó a “atender los dos teléfonos”: en esa cualidad bi radicaba su fuerza para unir a los argentinos. Según Rita Segato: “Alberto nos pide aunarnos […], dice que nos va a proteger y que va considerar las necesidades materiales en su desigualdad. Es por eso que he dicho que parece encarnar un Estado maternal.”

Lo interesante de esta idea del Estado Maternal, de un “Alberto Mamita” que te quiere y te cuida, es que se verificó, en efecto, en la infantilización de la sociedad propulsada desde el Poder Ejecutivo y sus voceros, con un manejo del biopoder que a la vez borró de su consideración a los niños verdaderos. Con el dictado de la cuarentena inicial, se cerraron las escuelas; un año después, cientos de miles de niños argentinos aún siguen sin clases, con escuelas y jardines de infantes cerrados, mientras otros asisten con protocolos absurdos. Este es el núcleo del libro No esenciales de María Victoria Baratta, el análisis de un año desquiciado donde ese Estado Maternal arrasó con los derechos de la infancia.

No esenciales toma forma por capas: es la voz de una intelectual disidente, y una crónica de guerra en las trincheras contemporáneas (Twitter) por la educación, el bastión último del progresismo. Otra capa del libro es la desesperación que lo recorre: las madres reales que, bajo “Alberto Mamita”, debieron hacerse cargo de la educación de sus hijos, y el surgimiento de una comunidad civil que interpela al poder político, Padres Org. No esenciales es, también, un retrato de familia del campo intelectual argentino y dos estilos de supervivencia en el Estado Maternal: los que viven entre extasiados y temerosos del castigo de esa Mami Estatal ante la cual sólo se puede obedecer o callar, y las hijas e hijos pródigos, rebeldes, que buscaron defender sus derechos y los de sus hijos.

Atar los contagios a la obediencia (o no) a su palabra es un clásico de la pandemia albertiana, aunque esta vez era el Covid presidencial el que se diseminaba sobre el micrófono: Alberto es un enfermo contagiado hablándole a los sanos, un “cuidadano” fallido que circula sin barbijo y no logra reconocerse como uno de los réprobos de su propio discurso.

María Victoria Baratta es una rebelde con causa: aunque forma parte del Conicet, su libro exhibe cómo tener discusión racional en torno a evidencia científica se ha convertido en una tarea imposible incluso dentro del sistema científico. La aventura de perseguir una idea hasta su conclusión lógica por medio de argumentos y evidencia se encuentra vedada a menos que se profese la misma ideología. Es decir, según qué relación se establezca con el Estado Maternal, que sólo tolera la obediencia o el murmullo bajo, disciplinado y discreto, a puertas cerradas, si es que llegan a surgir diferencias entre lo que piensa el individuo y lo que el Estado desea que se piense.

* * *

¿Qué clase de madre desplegó el “Estado Maternal”? ¿Cómo es la relación de “Alberto Mamita” con sus hijos? (Los high society peronista y los militantes teens son sin duda los más mimados, los vacunados.) Al anunciar las nuevas restricciones, Alberto se ocupa de marcar que, si bien “algunos lo escucharon” (y las reservas de viajes cayeron), otros siguieron sin cuidarse y bueno, si hay que tomar medidas es por culpa de ellos. Atar los contagios a la obediencia (o no) a su palabra es un clásico de la pandemia albertiana, aunque esta vez era el Covid presidencial el que se diseminaba sobre el micrófono: Alberto es un enfermo contagiado hablándole a los sanos, un “cuidadano” fallido que circula sin barbijo y no logra reconocerse como uno de los réprobos de su propio discurso.

Viajemos unos meses hacia atrás: corre agosto 2020, o repta. Es la sexta o séptima prolongación de la cuarentena, el Día de las Infancias. El parte de muertos por Covid-19 va por cadena nacional: junto a Carla Vizzoti se sienta una payasa profesional. El reporte del Ministerio es el preludio para el show de la Payasa Filomena: canta una canción que los dos funcionarios imitan. Pero sería un error creer que el mensaje estaba dirigido a los niños (ningún niño vería eso). Por el contrario, el target eran los adultos infantilizados por la cuarentena eterna. Los hijos del discurso paternalista de Alberto Mamita, en cuya figura venía a converger el poder del Estado y la Ciencia.

¿Qué pasa cuando los civiles no cumplen las reglas? Las conductas que escapan del espectro de silencio y obediencia son penadas, multadas, u objeto de bullying por parte de los “hijos buenos” del Estado Maternal, devenidos en policías vocacionales y empleados de vigilancia. El gobierno desplegó una cartera de militantes científicos que asumían el rol de hermanos mayores, iluminados por su pertenencia a la Ciencia Argentina, entendida como espejo de las medidas del Poder Ejecutivo Nacional.

Recuerdo que me llamó la atención que no se hablara mucho de los efectos del encierro en los niños y del cierre de las escuelas. En España, donde pasé 2020, los medios bullían de artículos indignados de pediatras, psicólogos infantiles, médicos e incluso filósofos que encontraban que dos meses de cuarentena habían sido una crueldad extrema para los niños, especialmente cuando ya había evidencia de que tenían muy escasa carga viral y el virus no era mortal para ellos. En el artículo “La asombrosa desaparición de 7 millones de niños españoles”, un filósofo marcaba cómo incluso los perros habían recibido más respeto a sus derechos que los niños. Daba en la tecla: ¿qué viene a ser un niño para el Estado? ¿qué viene a ser un niño visto a través de sus normativas? “Personal no esencial”, como marca el título de este libro de María Victoria Baratta.

Pero en la Argentina, que ostenta –junto al dulce de leche y la birome Bic– el formidable récord de tener más psicoanalistas por cabeza del planeta, fueron los discípulos de Freud los que desaparecieron. La jerga lacaniana se utiliza habitualmente para analizar geopolítica, medidas económicas, feminismo y literatura; sin embargo, se había vuelto muda. La salud mental de la infancia no llegó a inspirar comunicados, reportes ni juntadas de firmas (grandes aptitudes del mundo psi y de la intelectualidad argentina en general). ¿Era la influencia de Lacan sólo una pasión de la progresía argentina por escribir mal? Una psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina me comentó, off the record, que si nadie hablaba era, fundamentalmente, por miedo. Miedo a ser señalados como contrarios al Gobierno, hijos malos del Estado.

No esenciales echa luz sobre un problema más amplio: la doble destrucción de la educación en la Argentina. La tragedia educativa que hizo que millones de niños se cayeran del sistema escolar puso en evidencia asimismo el estado decrépito de la educación superior. Muchos becarios, investigadores y demás miembros del sistema científico se han visto reducidos, junto con sus paupérrimos salarios, al estatus de una corporación de planeros chic con doctorados, en tanto su voz solo puede funcionar como médium de las medidas del Gobierno. En efecto, el sueldo de investigador es prácticamente un plan de asistencia social; y mientras “el pancho y la coca” es el símbolo del rebaño subordinado a los punteros para sus demostraciones de fuerza, los investigadores también son vigilados por superiores y colegas a quienes no deben irritar y que exigen, velada o abiertamente, un esprit de corps de obediencia gremial al Partido. (¿Se puede investigar realmente en estas condiciones? ¿Se puede pensar así?) .

Creer que los miembros del sistema de universidades públicas tienen como rol sumo ser los cheerleaders del gobierno es haber perdido totalmente el rumbo de la educación como formación de espíritu crítico, además de una devaluación ruin del papel de investigador.

Muchos entienden que su misión es callar todo lo que puede llegar a incomodar al Gobierno, o a cierto universo de ideas supuestamente progresistas sobre las que el Gobierno se apoya, que en apariencia constituyen su estructura sentimental, pero que tienen más que ver con maneras de posicionarse ante temas de actualidad (las demostraciones de fuerza en la arena pública). Al parecer, para hacer ciencia en la Argentina primero hay que leer el diario: ponerse al tanto de lo que el Gobierno quiere que se diga, lo que quiere que se tome como sentido común, porque cualquier posición diferente: 1. me puede traer problemas en el trabajo (mi superior es un “hijo bueno” del Estado Maternal, la universidad donde trabajo vive de plata del Estado Maternal); 2. implicaría posicionarme como un “hijo malo” pasible de castigo, aislamiento y cancelación. Creer que los miembros del sistema de universidades públicas tienen como rol sumo ser los cheerleaders del gobierno es haber perdido totalmente el rumbo de la educación como formación de espíritu crítico, además de una devaluación ruin del papel de investigador.

Con el fracaso de la política sanitaria, el gran logro de Alberto ha sido la devaluación total del progresismo, divorciado de su rol tradicional de guardián de la educación. A un año de ese “Estado maternal” imaginado por Segato, Alberto Mamita se revela como ese tipo de madre que proyecta en sus hijos e hijas sus propios defectos, que prefiere asustar y meter miedo; que, con cada aparente gesto protector, en realidad te está diciendo: vos no sos capaz. Alberto es una Milf poco convincente; no es raro que genere una reacción popular del tipo “minga” o “¡Tu vieja!”

* * *

Giorgio Agamben escribió que los Estados habían encontrado, vía Covid, la excusa para acelerar un Estado de excepción donde el biopoder avanzara como nunca sobre los seres. Estas democracias aparentes son, según Agamben, Estados totalitarios disfrazados de democracias; porque tu derecho te puede ser quitado, y podés ser reducido al estatus de “pura vida”, torturado o muerto. El homo sacer (hombre sagrado) es un emblema del poder soberano: el poder de decidir qué vidas se salvan (y se vacunan) y cuáles no. Qué vidas son esenciales, y cuáles no. En la Argentina, el homo sacer fueron los niños: puer sacer, niño sagrado. Pura vida despojada de derechos, declarada “no esencial”. La pura vida en nombre de la cual se labra una nación, y la pura vida que queda rehén de esa nación por ser considerada no esencial. Y esto es lo que el libro de María Victoria Baratta se anima a decir y pensar con evidencia. Ella rompió el pacto de silencio.

Pola Oloixarac. Escritora. Autora de Las teorías salvajes, Las constelaciones oscuras y Mona./Clarin

Categorías
Noticias

Emilio Monzó: “Yo creo que Rodríguez Larreta, Vidal y Lousteau son buenos candidatos a presidentes”

─¿Tiene hablado con los actores de Juntos por el Cambio su candidatura en la Provincia?

─Sí, lo tengo hablado. Tengo mucho trato con Horacio Rodríguez Larreta, con Martín Lousteau, con muchos actores; la propia María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Cristian Ritondo. La verdad que es una cosa natural, casi ni se habla.

─¿Pero usted se siente representado por Juntos por el Cambio? Porque no participa de ningún encuentro partidario.

─Porque no tengo ningún lugar formal. Me siento representado porque es muy heterogéneo, y me siento representado por generar una alternativa política mejor al gobierno actual.

─Siempre hizo hincapié en la moderación y en dirigentes como Rodríguez Larreta o Lousteau, con la idea de repeler los extremos. ¿Cómo se hace con la grieta actual?

─No ha cambiado nada. Está claro quienes tenemos una manera de hacer política mucho más de centro, buscando el diálogo, y hay otras posiciones que tienden a jugar a los extremos que la verdad que es un fenómeno no solo argentino, sino mundial. Esa jugada desde los extremos reditúa electoralmente producto de la incertidumbre de la sociedad. Tiene mucha más certeza quien se coloca en ese lugar a quién tiene a establecer un diálogo y a tener matices. Creo que han crecido mucho más los actores que predican la moderación que los que predican el extremo. Nunca voy a claudicar. Sí creo que hoy el espacio tiene más actores con esa actitud. Agrego a Vidal, que la he escuchado últimamente…

─Pero hace rato que no habla…

─La semana que viene presenta el libro. La conozco, creo que va a tomar una decisión política de trabajar en el lado de los moderados, del consenso y el diálogo.

─Pero también han crecido mucho los más duros, como Mauricio Macri y Patricia Bullrich, y el ex presidente pareciera que hoy lidera JXC.

─Pero en la opinión pública, porque tienen mucha más atracción en los medios y en las redes las posiciones extremas. Por supuesto que la preponderancia de Mauricio Macri es natural por haber sido un ex presidente. Esos discursos, desde el marketing, son muy efectivos, pero a la hora de gestionar cuesta mucho transformar la realidad. El tacticismo, la campaña y el marketing se han comido a los gobiernos. Hoy en los gobiernos ya no existe la estrategia, este mismo gobierno sigue haciendo campaña, como el gobierno anterior.

─En ese escenario, ¿lo ve incómodo a Rodríguez Larreta, tensionado por los extremos?

─No, no lo veo incómodo. Es el momento para hacer un esfuerzo y para poner mucha voluntad hacia buscar el encuentro con el otro. Nosotros tenemos que buscar al estadista, y el estadista está en el centro. Rodríguez Larreta está convencido, Lousteau está convencido, Vidal está convencida y yo estoy convencido.

─Habla de acuerdos, y el pasado 24 de marzo Cristina Kirchner pidió, por ejemplo, hacer un acuerdo entre el oficialismo y la oposición.

─Yo estoy de acuerdo, pero no estoy de acuerdo en anunciar previamente los temas de un acuerdo. Tenemos que volver a la reunión reservada, si no termina siendo un marketing político. Todos los acuerdos tienen momentos previos de reserva. Una vez que entró en los medios y en las redes seguramente va a ser imposible lograr ese objetivo.

─¿Su objetivo electoral de este año apunta a ser gobernador en el 2023?

─Falta muchísimo para eso. Me voy a preparar para ser gobernador, pero no depende de mí.

Monzó apunta a la gobernación de la provincia en 2023, pero dice que no depende de él. Foto Constanza Niscovolos.

Monzó apunta a la gobernación de la provincia en 2023, pero dice que no depende de él. Foto Constanza Niscovolos.

─Ya que hablamos de la provincia, ¿cómo califica los cuatro años de Vidal como gobernadora?

─Hizo lo que pudo con el sistema. Creo que hoy, si fuera por una segunda vuelta, no tengo ninguna duda de que viene a romper el sistema.

─¿Se amigó con ella?

─Primero me amigué conmigo mismo. Para poder amigarse con los otros primero hay que amigarse con uno mismo. Son muchos años de mucha tensión. Yo terminé el 10 de diciembre, me vino muy bien este confinamiento, porque primero hice uno voluntario y después entré en el obligatorio. Me vino muy bien para curarme. A partir de ahí entras a pedir disculpas y te das cuenta con todas las personas que no actuaste bien.

─¿Y tuvo que pedir muchas disculpas?

─Sí, tuve que llamar a diez personas.

─¿Y esa lista la incluye a Vidal?

─Estuvimos hablando con ella y la verdad es que dimos vuelta la página.

─¿Usted cree que es la mejor candidata este año en la provincia de Buenos Aires?

─Lo tiene que decir ella.

─¿Y Santilli?

─También. Todos tienen buena imagen en la sociedad, si partimos de ahí son buenos candidatos.

─En esa lista de diez personas a las que le pidió disculpas, ¿lo incluye a Macri?

─No porque con Macri es otro tipo de relación. Le pedí disculpas a quién sentía que tenía que pedirle disculpas.

─¿Hace cuánto que no habla con Macri?

─No hablo desde noviembre del 2019, un mes antes de terminar el gobierno.

─¿Lo invitó a la presentación del libro? Porque fue uno de los pocos que no fue?

─No. Me parece que por la relación que tuvimos, antes que una invitación a un libro, nos merecemos una conversación personal.

─¿Y leyó su libro?

─No.

─¿Sigue creyendo que tanto Macri como Cristina Kirchner deben jubilarse, como dijo en su momento?

─Yo no dije la palabra jubilarse. Sigo diciendo exactamente lo mismo: creo que es un aporte importante para el país que los presidentes que terminaron mandato tengan una posición más magnánima de consejeros que ocupando candidaturas políticas permanentes. Jubilarse es que se vayan a la casa, todo lo contrario. Hoy los veo a ambos muy vigentes en la coyuntura. Quiero que sean los articuladores de los acuerdos políticos.

─Usted y otros dirigentes del PJ esperaban un gobierno de Alberto Fernández más de centro, ¿lo decepcionó que se haya corrido al extremo?

─Me decepciona Alberto como me decepcionó mi propio espacio cuando se corrió al extremo. Ese no es el camino. Alberto tenía una gran oportunidad, yo veía a un peronismo con cierta esperanza de que asuma una conducción más de centro. Hablo de gobernadores y de intendentes. Obviamente me desilusiona.

─¿Hace mucho que no habla con él?

─Hace mucho. Sería bueno volver a la vieja normalidad, a mí me gustaría el partido radical y el PJ que yo viví en otra época, en donde había diálogo entre los diferentes actores. Pero pasa lo mismo de un lado y del otro, se retroalimentan entre La Cámpora y los extremos del PRO, y se mantienen vigentes en el escenario político producto de esa retroalimentación.

─¿Y cómo se hace un acuerdo entonces?

Necesitamos de las elecciones de este año y la que viene. Necesitamos triunfar los actores que pregonamos el consenso y la moderación, y hasta ahora no ha ocurrido.

─La semana que viene, como dijo, Vidal presenta su libro, y empezó a trascender que tiene ganas de ser presidenta en el 2023. ¿La ve presidenciable?

─Si, totalmente. La veo bien, que llega en un momento de su vida…

─¿Qué explicación le encuentra a la popularidad de la ex gobernadora? No pudo reelegir en la Provincia y la gestión no dejó grandes transformaciones.

─Hay una explicación muy lógica, que es la primera, y es que quien te continúa no mejoró la situación que vos dejaste. Cristina no hubiera vuelto si Macri hubiera tenido una gestión que lograra la preferencia de la mayoría de los argentinos. Muchas veces el que viene es el que te pone en un lugar de revancha.

"Me vino muy bien este confinamiento, porque primero hice uno voluntario y después entré en el obligatorio", dice Monzó. Foto Constanza Niscovolos.

«Me vino muy bien este confinamiento, porque primero hice uno voluntario y después entré en el obligatorio», dice Monzó. Foto Constanza Niscovolos.

─Pero a Axel Kicillof le quedan todavía más de dos años de gestión.

─No importa, pero seguro si el que te sucede descolla, la amnesia de la sociedad va a ser inmediata. Cuando esto no ocurre, la gente aspira al pasado, o alguien que le genera alguna esperanza. En Argentina tendemos a mirar para atrás, lamentablemente. Ese es un factor emocional y humano. Algo de eso tiene que haber en la vigencia de María Eugenia. El segundo punto es que para la gente es una persona que ha sido honesta y que ha hecho un esfuerzo por cambiar la provincia de Buenos Aires. Y es preparada. Esto no es menor. Con esos elementos la gente la ve como una figura con potencial para ser candidata a presidente.

─Escuchar a Monzó hablar bien de Vidal es extraño.

─Voy a ser sincero: yo le propuse a Macri que Vidal sea candidata a presidenta en el 2018. Fui el primero que le debo haber dicho eso. Fue en octubre del 2018.

─¿Aún con la enemistad que tenía con ella en ese momento?

─Sí señor. No me hablaba. Hoy mismo digo lo mismo: María Eugenia Vidal es una muy buena candidata a presidenta. Yo creo que Rodríguez Larreta, Vidal y Lousteau son buenos candidatos a presidentes de este espacio. Ojo, también lo pueden ser Bullrich o Alfredo Cornejo.

─Pero si tuviera que apostar unos pesos por alguno de ellos, ¿por quién lo haría?

─(Ríe) Hoy los cuido los pesos, los voy a jugar, pero más adelante.

Un bonaerense que quiere coterráneos en la Provincia

Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara de Diputados, retomó su diálogo con Vidal. Foto Constanza Niscovolos.

Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara de Diputados, retomó su diálogo con Vidal. Foto Constanza Niscovolos.

Para Emilio Monzó, Eduardo Duhalde «fue el último dirigente bonaerense con volumen político nacional«. Que el ex presidente de la Cámara baja ya se haya anotado como competidor en las legislativas de este año para buscar en todo caso en el 2023 la gobernación obedece a una lógica que, según él, debe imperar en territorio provincial: que los gobernadores vuelvan a ser coterráneos.

«Los bonaerenses, desde 1860, venimos votando al presidente de la Nación como si gobernara la provincia de Buenos Aires, no sabemos quién es el gobernador», se queja el ex diputado. Fue uno los debates que se planteó hacia fines del 2018 en el seno del macrismo bonaerense: la posibilidad de que María Eugenia Vidal, por entonces enemiga pública de Monzó, desdoblara los comicios y buscara la reelección desatada a la suerte de Mauricio Macri.

Monzó, de todos modos, va más allá: dice que hay que reformar la Legislatura provincial y que pase a ser «unicameral», aún cuando eso sea ir a contramano de todo el sistema político de la Provincia. Sistema del que, hasta ahora, el propio ex titular de la Cámara baja forma parte. «Sí, yo también, pero no va más! Hay que descentralizar los recursos. Hay 50% de pobres en el Gran Buenos Aires«, se sincera. Pide incluso dividir no solo La Matanza, el distrito más populoso del conurbano, si no también municipios como Merlo o Lomas de Zamora.

«Estamos en un punto límite, el COVID es un antes y un después. Fracasamos todos. Hace 30 años que hago política, y hago un esfuerzo desde mi lugar. Si me toca ser gobernador, el primer día propongo una reforma de la Constitución», se anima sentado en el enorme living de su departamento de la calle Montevideo, en el Retiro porteño. El mismo lugar donde Elisa Carrió y Macri terminaron de sellar su alianza política, en el verano del 2015.

Si bien ya avisó de su ambición electoral, el ex intendente de Carlos Tejedor la tiene difícil. Las encuestas no lo favorecen. En particular, porque siempre se movió con mucha más comodidad detrás de escena. Como armador. En la rosca, como suele decir y reivindicar. La última vez que compitió como candidato de peso fue en su municipio, en el 2003, hace 18 años. No había Tik Tok ni redes sociales. Todavía no se acostumbra, a pesar, por ejemplo, del fanatismo de sus hijas por esas plataformas.

Para colmo, el maleficio de los porteños que cruzan la avenida General Paz, mal que le pese, sigue a la orden del día. No solo por Vidal, que aún debe definir su futuro inmediato: hace meses que asoma Diego Santilli, delegado de Horacio Rodríguez Larreta. La tómbola de posibles postulantes en territorio bonaerense -incluye además a Jorge Macri y a los radicales- todavía no tiene ganador. Y está que arde. Hace algunos días, por ejemplo, el intendente de Vicente López apuntó directo al ex diputado. Dijo que no es parte de JXC. Le salieron a contestar todos los integrantes del monzoismo.

A Monzó, que durante cuatro años casi que no pisó la Provincia por su enfrentamiento con el vidalismo, la intrusión porteña le molesta: «Molesta, pero es una realidad, si sigue ocurriendo es por equivocación nuestra». Si vuelve a pasar, abunda, es un nuevo fracaso de ellos mismos. Los bonaerenses.

Itinerario

Abogado egresado de la UBA, hijo de padre médico español y de madre docente, se afilió al PJ luego de militar en la Ucedé y fue intendente de Carlos Tejedor, su ciudad natal, del 2003 al 2007. Ex diputado por el Frente para la Victoria, trabajó en el gobierno bonaerense durante la gestión de Felipe Solá y se desempeñó como ministro de Asuntos Agrarios en la administración de Daniel Scioli en el conflicto por la 125, hasta que lo echó Néstor Kirchner. Después fue uno de los principales armadores políticos de la campaña de Mauricio Macri y presidió la Cámara baja en los cuatro años del gobierno de Cambiemos. Casado con Karen Sánchez y padre de 5 hijos, fundó en el 2020 la consultora Symfonia junto a Rogelio Frigerio y Nicolás Massot./Clarin

Categorías
Noticias

Tucumán: 602 nuevos contagios y 4 fallecimientos por Covid-19

El Ministerio de Salud Pública informó este domingo 11 de Abril que se suman 602 nuevos casos de COVID-19 en Tucumán, totalizando 90.249.

Los casos corresponden a los siguientes departamentos: Capital (244); Tafí Viejo (73); Cruz Alta (68); Yerba Buena (58); Chicligasta (41); Lules (34); Leales (32); Monteros (15); Río Chico (9); Simoca (9); Alberdi (5); Burruyacú (4); Famaillá (4); Trancas (2); La Cocha (2);  Tafí del Valle (1); Graneros (1).

Asimismo se informó el fallecimiento de 4 pacientes, de los cuales 2:

-Un hombre de 49 años con comorbilidades, internado en terapia intermedia del sector privado, en asistencia respiratoria mecánica, con neumonía por Covid-19.

-Una mujer de 62 años con comorbilidades, internada en terapia intensiva del sector público, en asistencia respiratoria mecánica, con neumonía por Covid-19.

-Un hombre de 30 años con comorbilidades, internado en terapia intensiva del sector público, en asistencia respiratoria mecánica, con neumonía por Covid-19.

-Una mujer de 81 años con comorbilidades, internada en terapia intensiva del sector privado con neumonía por Covid-19.

Categorías
Noticias

Santiago del Estero: abusos y violencia policial

Santiago del Estero.- Los legisladores nacionales de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro y Rubén Manzi, más el secretario Parlamentario de dicho bloque, Agustín Bertuzzi, mantuvieron distintas reuniones en esta capital en las que recogieron denuncias por abusos “por parte del Estado” durante la pandemia, apuntando principalmente a violaciones de derechos humanos y graves excesos por parte de la policía.

Foto: PUNTO DE PARTIDA

Durante la jornada de ayer mantuvieron reuniones con integrantes de la agrupación “Madres del Dolor” y con miembros del Comité de Lucha Contra la Impunidad e Injusticia de Santiago del Estero. En este encuentro les manifestaron a los legisladores nacionales que responden aElisa Carrió sobre casos graves que se registraron en la provincia en el año de pandemia y restricciones, una situación que legisladores de la oposición ya habían recogido también en sus visitas a Formosa.

Foto: LA NACION

Uno de los casos más fuertes es la muerte del joven Franco Isorni, que está siendo investigada y que su madre y abogados afirman que fue ultimado por la policía santiagueña. La caratula de la causa da cuenta de que murió en un accidente de tránsito mientras escapaba de un control por circular fuera del horario permitido que hasta ayer era como tope las dos de la madrugada, ya que la provincia adhirió en un todo al DNU anunciado anoche por el Presidente Fernández.

En esta causa se han realizado presentaciones pidiendo una nueva autopsia y que se investigue el accionar policial. Otros casos de denuncias de abusos policiales fueron entregados en un informe a sobre cerrado a los legisladores que anoche realizaron una radio abierta en la Plaza Libertad del centro santiagueño y que hoy tendrán reuniones en Añatuya y Loreto, dos localidades del interior provincial.

Foto: PUNTO DE PARTIDA

Rubén Manzi, diputado nacional de la Coalición Cívica, aseguró: “Nos llevamos fuertes y preocupantes testimonios de distintas organizaciones y particulares sobre graves casos de abusos policiales y, por consiguiente, del Estado provincial, que no garantiza lo básico que son los derechos humanos de los santiagueños”.

“Con todo lo que nos llevamos, más lo que recojamos en la radio abierta y en las visitas que nos faltan en el interior provincial, vamos a insistir en el pedido de intervención al Poder Judicial de esta provincia, ya que entendemos no existe la división de poderes”, añadió.

Por su parte, el exministro de Justicia de la gestión de Gerardo Zamora y actual diputado nacional Ricardo Daives rechazó estas acusaciones y cuestionó duramente a su par Manzi. “Hemos visto en redes sociales que este diputado junto con Ferraro ponen un pie en Santiago acompañado de ‘Cani’ Vivas, un policía exonerado que formó parte del temido grupo de tareas de Musa Azar”, advirtió.

Foto: PUNTO DE PARTIDA

En relación al pedido de intervención al Poder Judicial, Daives adelantó que “será rechazado de plano, ya que en nuestra provincia las instituciones gozan de buena salud y hasta los jueces provisorios gozan de estabilidad en sus funciones”.

Por: Leonel Alberto Rodríguez/Lanacion

Categorías
Noticias

Guardias urbanas: pueden detener delincuentes?

El trámite judicial por un hurto de una bicicleta tuvo una impensada derivación donde quedaron cuestionadas las aprehensiones que realizan los vigías municipales. El juez Federico Moeykens determinó que sólo pueden hacerlo cuando sea en flagrancia. El fiscal Diego López Ávila no sólo se opuso a la decisión, sino que además advirtió que el fallo generaría un precedente muy grave que podría derivar en la nulidad de numerosos procesos ya iniciados y por los que se encuentran detenidas varias personas.
Se trata de un caso que se conoció en toda la provincia al haberse viralizado un video del hecho que ocurrió en Yerba Buena el lunes. Un adolescente y un mayor fueron acusados de ingresar a un domicilio y sustraer un rodado. Los sospechosos fueron aprehendidos el miércoles por personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y luego entregados a los policías, que cerraron el procedimiento.
El jueves por la tarde se inició la audiencia. El auxiliar fiscal Gerónimo Cano comenzó su exposición dando a conocer los detalles del caso y explicando que el adolescente había sido detenido en la puerta del shopping del Solar y, su supuesto cómplice, en un barrio de Villa Carmela, por lo que pidió que se convalidara la detención. La defensora oficial, Laura Fernández, con el apoyo de la defensora de la Niñez, Alejandra Rivas, se opusieron porque consideraban que era ilegal.

Entre otros puntos cuestionaron que el menor haya sido trasladado a la comisaría de Yerba Buena y porque los miembros de la GUM no tienen facultades para hacer arrestos. Planteo que fue aceptado por el juez Moeykens.
Enterado de lo que estaba sucediendo, el fiscal López Ávila ingresó al debate que se realizaba de manera virtual y pidió hablar. “Le pido que revea su medida porque está generando un antecedente muy grave. No podemos dejar de tener en cuenta que son varias las actuaciones que realizaron los vigías de ciudades de Yerba Buena, Banda del Río Salí, Tafí Viejo y Alderetes, entre otras, y que nunca se observó las aprehensiones que se realizaron”, razonó.
El magistrado le respondió: “no hay que confundir a la sociedad. Una persona que tenga uniforme camuflado, que tenga elementos de disuasión, no puede ejercer el derecho de Policía y tampoco en esta provincia se le delegó el poder para que lo haga. La ciudadanía tiene que entenderlo. Ellos, legalmente son civiles, y las aprehensiones civiles pueden desarrollarse únicamente en casos de flagrancia. Es peligroso hacer creer otra cosa”. “Los acusados fueron detenidos más de 24 horas después de haberse producido el hecho, sin la autorización de un juez competente,
por lo que es ilegal”, agregó Moeykens.
“Con todo respeto, doctor. Si cualquier ciudadano sufre un robo y a los dos días de haberse producido el hecho en la calle lo observa caminando: ¿no puede aprehenderlo? Ese es un derecho que tiene y, como fiscal, debo decidir si la convalido o no”, le consultó el fiscal al juez en plena audiencia. “No”, le respondió Moeykens.
López Ávila solicitó que reconsidera la resolución que había dictado, pero el magistrado la rechazó. En ese momento, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó su recusación, que deberá ser analizada en un futuro; impugnó el fallo y salió de la audiencia, dejando a su auxiliar a cargo.
La discusión de los funcionarios judiciales se centró en un artículo del Código Procesal Penal. Se trata del 233, que establece que “los funcionarios policiales deberán y los particulares podrán aprehender a una persona mayor o menor de edad, aún sin orden judicial, si es sorprendida en flagrante delito o si se ha fugado de algún establecimiento penal o de cualquier otro lugar de detención”.
La norma entiende como flagrancia “cuando el autor del hecho es sorprendido en el momento de cometer un delito o inmediatamente después; mientras es perseguido por la fuerza pública, el ofendido o el clamor público; o mientras tiene objetos o presenta rastros que hagan presumir vehementemente que acaba de participar de un delito”.
Sin embargo, el nuevo digesto contempla otra particularidad, conocida como “peligro por demora”: “El Fiscal puede también ordenar la aprehensión del imputado cuando estimare que concurren los presupuestos para dictar la prisión preventiva y que resulta necesario su encarcelamiento”.


La audiencia en contra de los imputados, que duró más de cuatro horas, un
récord para un debate de hurto por escalamiento, continuó siendo polémica.
Sin la presencia del fiscal Diego López Ávila, su auxiliar Gerónimo Cano
solicitó que el adolescente fuese enviado al Instituto Roca; y que al mayor se le dictase la prisión preventiva por 30 días. Las defensoras oficial y de la
Niñez, Laura Fernández y Alejandra Rivas, respectivamente, se opusieron.
La Ley 9.144, sancionada en diciembre de 2018, tenía como n regularizar los cuerpos de empleados municipales que realizaban prevención del delito en todo el territorio de la provincia. Cada vez eran más las jurisdicciones que creaban estos grupos para cumplir con las exigencias de sus vecinos. Los intendentes habían apostado a la capacitación de hombres que habían sido celosamente elegidos; otros, en cambio, destinaron empleados de distintas reparticiones sin asignación de tarea para que patrullen las calles.
La norma establece que los vigías pasarían a trabajar bajo la órbita del ministerio de Seguridad. Para ello, los intendentes debían adherirse aprobando una ordenanza.
Si lo hacían, la Policía se encargaría de evaluarlos y, en caso de ser aceptados, capacitarlos para que puedan salir a las calles. El Gobierno provincial se haría cargo de los salarios del personal que cumpliese con estas funciones y además se encargaría de dotarlos de equipos, móviles y tecnología. Pero lo más importante es que en la Policía se fijarían líneas de trabajo a seguir.

Por: Gustavo Rodríguez
LA GACETA

Categorías
Noticias

Remisero: ladrón y asesino

Un remisero encontró las llaves de sus clientes en el auto y volvió para robar la casa. Pero para su sorpresa, no estaba desocupada, había quedado la hija de los dueños, de 23 años.

El hombre la golpeó, la mató y trató de escapar. Al atacante lo vio salir de la vivienda un vecino, que notó actitudes extrañas y a tres cuadras lo pudo interceptar: llamó a la policía y quedo detenido.

El asalto y homicidio ocurrió en la madrugada de este sábado en 75 entre 21 y 22, del barrio Altos de San Lorenzo, en la periferia de la capital bonaerense. La joven asesinada a golpes fue identificada como Ayelén Estefanía Arredondo, quien había quedado al cuidado de la propiedad, según las primeras hipótesis de los investigadores.

El caso provocó fuerte conmoción en ese sector del sur de la capital provincial. Es una barriada de casas de una planta, entre calles asfaltadas y algunas con mejorado. Prevalecen viviendas humildes y es una zona donde los casos de inseguridad se repiten.

​ «Fue asesinada de un golpe, con un elemento contudente. Los ingresos a la casa no estaban violentados», explicaron a Clarín en la Justicia.

Los vecinos quedaron conmovidos tras el hecho. La mujer vivía sola.

Los vecinos quedaron conmovidos tras el hecho. La mujer vivía sola.

El presunto autor del asesinato es un hombre de 55 años identificado como Marcelo Alejandro Saleh, que tiene domicilio en el Barrio UOM, de Ensenada, una ciudad vecina a La Plata.

Según la reconstrucción que pudieron hacer los investigadores, los padres de Arredondo habían acordado un viaje con Saleh para ir hasta Florencio Varela.​

El traslado se concretó a las 5,30 cuando el agresor los llevó en un VW Polo hasta ese distrito del sur del conurbano. Entonces advirtió que en el asiento trasero del vehículo los clientes habían olvidado una riñonera con las llaves de la casa, alguna documentación y algo de dinero.​

Saleh creyó que tenía la oportunidad para dar un golpe perfecto. Iría a una casa desocupada, en plena noche y podría quedarse con todo lo que quisiera. Pero cuando abrió la puerta se topó con Ayelén. Al parecer, hubo una intensa resistencia de la joven, que terminó de la peor manera.​

La causa está a cargo del fiscal de turno a cargo de la UFI 5 de La Plata Juan Menucci. Según se supo el sospechoso fue interceptado por un vecino en 24 y 75. El testigo contó que vio a Saleh en la casa de la víctima y que llamó la atención que actuaba alterado, nervioso.

Pero además, cuando llegaron los patrulleros pudieron ver que en el coche había precintos, guantes y una barreta. Además en su ropa se pudieron percibir manchas que serían de sangre.

Ayelén Arredondo tenía 23 años y estudiaba Derecho.

Ayelén Arredondo tenía 23 años y estudiaba Derecho.

Cuando llegaron los patrulleros de la comisaría Octava y lo llevaron a Saleh a la seccional pudieron constatar que también llevaba dinero (no se especificó el monto) que sería parte de lo robado en la vivienda donde mató a la joven.

Según trascendió, la chica no vivía en esa casa y su cuerpo fue encontrado tirado en una de las habitaciones. Médicos del SAME constataron la muerte y el caso fue caratulado como “homicidio en ocasión de robo”.

«Yeyé», como la conocían familiares y amigos, estudiaba Derecho en la Facultad de Ciencias Jurídicas de La Plata. Sus padres habían ido a visitar un hermano suyo, detenido en una cárcel de Florencio Varela./Clarin

Categorías
Noticias

Segunda ola. La CGT está atenta a los despidos y suspensiones

De manera preventiva, como una primera reacción ante un horizonte que se anticipa incierto, la cúpula de la CGT reactivó negociaciones a dos bandas con el Gobierno y las principales cámaras empresariales para evitar que la segunda ola de coronavirus impacte con fuerza en el empleo. Temen en los gremios que las restricciones ante el rebrote se traduzcan en despidos, suspensiones y en la alteración del calendario de paritarias, que avanza por ahora en línea con la pauta inflacionaria del 29 por ciento anual que trazó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Los sindicalistas renovaron sus gestiones con el Gobierno para garantizar la continuidad del decreto que prohíbe los despidos, que vence el 24 del mes en curso, así como también el mecanismo de doble indemnización por cesantías sin causa. Ambos temas sobrevolaron ayer la reunión que mantuvo el gabinete económico, aunque no hubo una resolución oficial al respecto.

El gabinete económico se reunió ayer para evaluar medidas de asistencia ante las nuevas medidas por la pandemia
El gabinete económico se reunió ayer para evaluar medidas de asistencia ante las nuevas medidas por la pandemia

En paralelo, distintos referentes de la CGT abrieron conversaciones informales con directivos de la Unión Industrial Argentina (UIA) para prever una eventual renovación del acuerdo para fijar una suerte de piso del porcentaje salarial a pagar en caso de suspensiones en actividades que estén paralizadas por la pandemia. Como en 2020, el trato sería que los recortes no superen el 25% del salario neto, según confiaron fuentes gremiales. La intención sería mantener los niveles de empleo y proteger las fuentes de trabajo en caso de que se detenga el músculo productivo. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, está al tanto de las negociaciones, aunque sabe que aún no se concretó el apretón de manos, según informaron fuentes oficiales.

“Aspiramos a que no se pare la producción ni haya cierre de plantas. Vayamos paso a paso”, planteó un jerárquico de la UIA ante las versiones sobre la renovación del acuerdo con la CGT por las suspensiones. Otro empresario de peso de la entidad fabril dio por hecho que el acuerdo se renovará, aunque no precisó cuándo. Dependerá, en gran medida, de lo que ocurra con el curso de la pandemia.

Los gremios, en tanto, esperan expectantes el impacto de las restricciones y las eventuales nuevas medidas que puedan implementarse en caso de que la situación sanitaria no mejore y no se logre el amesetamiento de los contagios. Se teme un parate transitorio en algunas industrias que mostraron incluso un leve repunte, como es el caso de la construcción.

Envueltos en esa incertidumbre, que se potencia por el alza inflacionaria, los delegados de la CGT reabrieron gestiones con empresarios y funcionarios del gabinete de Alberto Fernández. Y pidieron, además, retomar el régimen de audiencias cada 45 días con el Presidente, una práctica que se aceitó a fines del año pasado, pero que no duró más de tres encuentros en cadena.

Audiencia en Olivos

La CGT aspira a que el encuentro con Fernández se concrete en el corto plazo, ni bien le otorguen el alta médica por su contagio de Covid. La urgencia tiene un motivo: el vencimiento de la normativa que restringe los despidos e insistir en la necesidad de no interrumpir la actividad económica más allá de lo que depare la pandemia. “Si mantenemos los protocolos no habría razones para frenar la actividad. Necesitamos que se siga trabajando”, dijo un dirigente de un gremio industrial.

Recién llegado a la Casa Rosada y casi tres meses antes de que se detectara el primer caso de coronavirus en el país, Fernández dispuso en 2019 que los trabajadores despedidos sin justa causa tendrían derecho a percibir la doble indemnización. La medida, que sirve para blindar el empleo, se podría prorrogar hasta el primer semestre de este año, según aventuró un sindicalista antes de la reunión que tuvo ayer el gabinete económico.

El vaticinio sindical no tuvo por ahora correlato en los despachos oficiales en los que se cocinaría la posible prórroga. Moroni, por ejemplo, evitó ayer dar precisiones sobre el futuro de la medida que blinda el empleo. El jefe de la cartera laboral, sin embargo, suele repetir que se trata de una “medida excepcional”, por lo que no sería extraño que se anunciara una nueva extensión del decreto.

Alberto Fernández y los referentes de la CGT, en Olivos; fue en diciembre del año pasado
Alberto Fernández y los referentes de la CGT, en Olivos; fue en diciembre del año pasado

En paralelo, la CGT negocia con el Gobierno los reintegros a las obras sociales sindicales. El supuesto retraso en los pagos ya generó cortocircuitos con la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Los gremialistas reconocen que unas 30 obras sociales están en estado crítico, con una “inviabilidad absoluta”, y que el déficit mayor se dio por las coberturas de las prestaciones de alta complejidad. Estimaron una pérdida del sistema de unos 1000 millones de pesos por mes, según advirtieron dos dirigentes que conocen desde hace años el rubro.Nicolás Balinotti/Lanacion

Categorías
Noticias

La primera semana de abril arrancó con alza de 1,3% en precios de alimentos

Lejos de apaciguarse la inflación de alimentos y bebidas sigue avanzando a ritmo consistente. En la primera semana del mes los precios en este rubro aumentaron en promedio 1,3%, replicando e incluso ubicándose una décima por encima de la primera semana de marzo.

El dato preocupa por cuanto se espera que marzo termine con una inflación general de entre 4,2% y 4,5%, un paso más que los datos ya «calientes» de diciembre, enero y febrero.

Según el relevamiento semanal de la consultora LCG, el alza de los precios de los alimentos promedió 1,3%, acelerándose 0,23 puntos porcentuales respecto a la semana anterior.

Con todo, LCG enciende las alarmas al subrayar que «la inflación promedio mensual lleva cuatro semanas acelerando, mientras que la inflación intermensual ascendió al 5%».

El relevamiento se realiza en forma semanal, tomando 8000 alimentos y bebidas y los precios que exhiben en góndolas de cinco cadenas de supermercados.

«El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 4,6% en las últimas cuatro semanas y 5% medida punta a punta en las mismas semanas», indicó LCG. 

Hacia adelante, se presentan algunos interrogantes acerca de la evolución de la inflación. «Estos niveles de precios dejan un arrastre de 3,6% para lo que queda del mes de abril«, proyectó la consultora.

En lo que va del mes se observó un fuerte salto de los precios de lácteos y huevos, que con 4,6% lideraron por lejos los ajustes en el rubro. También se vio una suba de 2,1% en comidas listas para llevar

El resto de los productos registraron alzas de entre 0,4% y 0,9%, destacándose la contracción de 0,6% en frutas y el caso del aceite, que se mantuvo sin cambios.

En este sentido, vale recordar que en las últimas cuatro semanas se vio un fuerte crecimiento de los precios de productos de panificación, cereales y pastas (7,4%), lácteos y huevos (6,1%) y carnes (5,8%), que expresan en alguna medida la incidencia del rubro alimentos y bebidas en el IPC elevado que la mayoría de los analistas esperan para marzo. /El Cronista